Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

6 de febrero de 2010

El Origen de la Historia

"Yo nací por  allá..... en un caserío llamado Rio Grande, en una hacienda por allí. Mamá venía de Valle de Guanape, estado Anzoátegui, con sus padres, por un monte........Venían a trabajar en una hacienda, como peones.
Ella tenía 16 años, raza india, cabello lacio y muy largo. Conoció allí a papá : Musiú, catire de ojos azules, dicen que de ascendencia italiana, faculto, con labia ".
Esa es una historia común, la mujer desde muy joven se enamora  o "se la lleva " el  hombre. Despues vienen  los hijos, uno tras otro.No importa las razas: indio - blanco, indio - indio, indio - negro o cualquier combinacion posible.  La vida del campesino humilde es la misma, la supervivencia como prioridad, el conocimiento de la naturaleza y su máximo aprovechamiento, la desasistencia, la muerte escondida en cada  matorral, la vida con lo mínimo a veces o con abundancia en otras, el instinto a flor de piel, la lucha, el trabajo duro
Publicar un comentario