Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

30 de marzo de 2011

Verano Llanero - Marzo

El clima y nuestros marcados períodos de verano e invierno, no son exactos. En ocasiones uno u otro se alargan o se acortan saliéndose de los aproximados patrones que los delimitan. En este año, hemos tenido la sorpresa de prácticamente una semana de lluvia en el mes de febrero, cuando usualmente para ese mes, ya se empiezan a ver los efectos del verano. Estas lluvias, con toda seguridad han "refrescado" nuestros llanos, y el mes de marzo, promete no ser tan caluroso y seco.
Sin embargo, queremos guiarnos  por el comportamiento usual del clima, en el entendido que siempre han existido estas variaciones.
Hemos colocado para ilustrar las características del mes de marzo, un fragmento de Florentino y El Diablo y un poema corto de Germán Fleitas Beroes, ambos muy descriptivos de la sed y desolación que puede verse en nuestro llano generalmente a mediados del mes de marzo hasta la "entrada de aguas". Ambos mencionan colores oscuros, humo, ceniza, propias de los incendios que usualmente se producen espontáneamente en nuestras sabanas, cuando arrecia el verano.
A lo largo del mes, iremos colocando, la apreciación de nuestros poetas, sobre el período seco.
Publicar un comentario