Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

10 de junio de 2010

Los efectos del Rayo en los Arboles

A propósito del rayo, y a título de información general, Cuenta el abuelo que las descargas de un rayo pueden ocurrir entre dos nubes, dentro de una misma nube o entre la nube y la tierra. En el último caso, se generan cargas de polaridad opuesta en la nube, mientras que la carga de la tierra situada por debajo de la nube, resulta inducida por la carga inferior de ésta. 

Es por ello que resulta sumamente peligroso guarecerse bajo un árbol durante una tormenta, pues la electricidad proveniente de la tierra, utilizará la longitud del mismo para acercarse a la nube y generar el rayo. De allí el verso “el rayo a la palma sola, le tira señeras puntas”. La Palma  por su altura y esbeltez, favorece de manera contundente, el desplazamiento a través de su tronco de la corriente eléctrica proveniente de la tierra, para alcanzar la corriente que viene descendiendo de la nube. En ese momento, vemos la luz inconfundible del rayo, que parece que viene solo de la nube, pero en realidad, sale de la tierra al encuentro de la nube.
Sucede también que la descarga a través del tronco de un árbol, al calentar bruscamente y a altísima temperatura su vía, prácticamente “evapora” la savia del árbol, generándose gases que al buscar salida, rajan el tronco ocasionando la caída de la rama o del árbol.

En este sentido, un rayo se inicia mediante una primera descarga descendente, que se origina en una nube cargada y progresa hacia la tierra en escalones sucesivos.
Este proceso ocurre de la siguiente manera: cuando la nube está suficientemente cargada, se genera una corriente piloto descendente que ioniza una trayectoria en el aire; después de unos 50 microsegundos, se descarga una segunda corriente, que en el punto donde termina la primera, toma una dirección ligeramente diferente, ionizandose también esta segunda ruta. Y así, cada 50 microsegundos, se repite este proceso, logrando cada vez una longitud mayor de aire ionizado de elevada conductividad en forma de zig zag. Mientras tanto, la electricidad en la tierra se va acumulando y va buscando la salida que le ofrecen las corrientes que se van acercando, las cuales por su polaridad opuesta, se atraen. Cuando la diferencia de potencial es suficientemente intensa entre la tierra y la nube, se produce el arco desde la tierra salvando la distancia remanente en el espacio aéreo y el camino ionizado hace lo demás: es cuando vemos el rayo en su típica forma de zigzag, donde la corriente eléctrica recorre las distintas rutas que han venido formando las corrientes piloto.

ENTRADAS RELACIONADAS: LA PIEDRA DE CENTELLA
Publicar un comentario