Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

7 de marzo de 2010

Y hablando de caballos

Son muchas las expresiones que usa el llanero para referirse, identificar y trabajar con los caballos,
entre  otras podemos mencionar:

Amansador: Persona que se dedica a la doma de caballos
Cerrero: caballo que anda libre y suelto, no domado. (Al hablar de café se refiere al no endulzado)
Rabiatar: atar por el rabo un animal a otro, por ejemplo la remonta
Remonta: caballo de recambio, por si sucede algo al caballo que se jinetea
Retinto: caballo castaño muy oscuro
Rucio: caballo blanco
Rucio moro: caballo blanco con pintas negras
Hatajo: grupo de caballos
Bellaquearse:cuando un caballo no se deja engañar por el hombre y burla sus intenciones.
Publicar un comentario