Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

8 de mayo de 2010

Décima para una muchacha de Altagracia- Camilo Balza Donatti - Camilo Balza Donatti

Este hermoso poema del venezolano Camilo Balza Donatti,  resalta la sencillez y hermosura natural de la mujer llanera, comparándola con el paisaje en máximo esplendor.


Yo pulso mi corazón
Para que cante tu gracia
Tú naciste en Altagracia,
Donde zumba el galerón.
Has puesto en cada bordón
De tus arpas sabaneras
Todas las jaulas caseras
Con que trina tu sonrisa
Cuando te roba la brisa
Tu risa cascabelera

El llano te dio sus dones
Con sus verdes geometrías
Y puso en tus alegrías
La savia de sus pendones.
Te entregó sus corazones,
Llenos de sagre certera;
La flor de su enredadera
-pulso de tallos joviales-
Y todos los manantiales
Nacidos en primavera

Por eso en tus ojos tienes
Los puertos de Calabozo
Y la tristeza del pozo
En cuyo cielo tu vienes.
Y muy bien lo sabes quienes
Lo demás te han regalado:
Chaguaramas el cercado
De trinitarias que quieres,
Y La Pascua amaneceres
Con un clavel desangrado.

Zaraza te dio sus ríos
Para que grácil bebieras;
Tucupido sus palmeras,
Y Guayabal sus corríos.
Toditos sus amoríos
Todos en uno te dan:
Las flores del Tulipán
Para tus labios morenos,
Y para volar tus senos
Las garzas de Camaguán.

Publicar un comentario