Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

3 de julio de 2010

Espantos y Aparecidos

Investigando sobre la diferencia de estos dos términos, que al final llevan igualmente a entes que asustan a la gente, hemos encontrado que los espantos, aparentemente pueden tener cualquier forma o tamaño, pueden ser humanos o animales, pueden tener aspecto repulsivo o agradable en la primera mirada, pero todos espantan por defender su espacio, donde no desean intrusos, pueden ser guardianes de "entierros" o están acorralados en un espacio (recordemos "el familiar"). Dicen que no pueden hacer daño a los humanos, solo los asustan o les crean alucinaciones. Huyen de la luz eléctrica y la forma de eliminarlos es descubrir el motivo por el cual están cuidando ese espacio y eliminar el factor.

Los aparecidos, en cambio son seres de aspecto inofensivo que aparecen en los mismos sitios cotidianamente, pueden atravesar paredes y se muestran alelados. Se dice que se mantienen en la misma dimensión del tiempo. Dicen también que no pueden ver nada, ni personas ni cosas que lleguen o se hayan colocado en el sitio después de su muerte, por lo tanto la gente los ve a ellos pero ellos no ven a la gente. 

Claro que cuando recordamos por ejemplo al Silbón, que le da una paliza a Juan Hilario o algunas versiones  de la sayona, donde agrede ciertamente a las personas, no encaja en ninguna de las definiciones antes señaladas, sin embargo, podríamos pensar que allí está la imaginacion o tradición oral de las historias, las cuales sin duda se van "aliñando" con los años, creando la leyenda.

Fuente consultada: Guatire.org

Publicar un comentario