Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

6 de agosto de 2010

Perro que come manteca...... mete la lengua en tapara

Este refrán habla de las costumbres enraizadas. Cuenta el abuelo que el campesino procesa la manteca líquida del cerdo y la envasa en frascos o taparas, donde casi siempre queda algo por fuera que es lo que lame el perro.
El refrán se aplica cuando aparece una conducta que es consecuencia obvia de una costumbre o situación.

*****
Publicar un comentario