Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

12 de septiembre de 2010

Instrumentos de Trabajo

Las faenas tienen implícitas sus propias palabras, las cuales son frecuentes en canciones y poemas. Algunas de ellas se colocan a continuación:

Botalón: Poste de palo grueso hincado en el suelo en los corrales o en las puntas extremas de las empalizadas.
Cabestro: Ramal o cordel que se ata a la cabeza o al cuello del caballo para conducirlo a  otro sitio
Falseta: Soga corta para amarrar los caballos.
Jáquima: Cordel que suple al cabestro, para atar las bestias.
Maniador: Implemento de cuero en forma de esposas que se pone en las patas delanteras del caballo para que no se aleje o fugue.
Palanca: Barra de madera larga y fuerte que se usa para impulsar la canoa.
Peinilla: Cuchillo largo que usan lo llaneros calzado en la cintura.
Rejo: Soga corta

*****
Publicar un comentario