Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

3 de octubre de 2010

La vida en los Llanos de Venezuela (Escenas Rústicas en Sur América) - Ramón Páez

Había visto mencionar esta obra en otros libros, a modo de referencia. Así como el Universo funciona atrayendo las cosas que nos interesan, aterrizó un ejemplar en mis manos, el cual empecé a leer inmediatamente…….

A medida que avanzaba en la lectura, me iba sorprendiendo cada vez más de lo pertinente de su contenido para este Blog, resultando por lo menos el 80% utilizable para los temas que aquí se han venido desarrollando. Por tal motivo, en lo sucesivo la referiremos con frecuencia.

Ramón Páez es el hijo de nuestro caudillo José Antonio Páez. Su obra, Escenas Rústicas  en Sur América o La Vida en los Llanos de Venezuela, fue escrita en inglés bajo el nombre de “Wild Scenes in South América or Life in the Llanos of Venezuela”, y publicada en New York en 1862. La primera edición de la obra estaba profusamente ilustrada por el autor, realzando así las descripciones existentes en el libro, por lo que no pierdo la esperanza de ubicar un ejemplar de esa primera edición.

Ramón Páez era un apasionado de la vida natural y es obvio su esmero en describir los detalles que observaba. Nació en Achaguas, inició estudios en Caracas y los culminó en Estados Unidos e Inglaterra.

El tema que se desarrolla, es en realidad una expedición hacia los Llanos de Apure, dirigida por el propio General Páez e integrada por más de 100 personas. Ramón Páez, era el encargado de llevar el Diario de la expedición.

Se trata de una lectura sencilla, fresca y sobre todo muy rica, donde se habla de fauna, flora, leyendas, costumbres, faenas, peligros, cuentos, clima, ríos, etc.; en fin, el lector, tiene la posibilidad de viajar con ellos a través de las palabras.

Dada la fecha de la obra, constituye una referencia muy importante de la vida del llanero en ese tiempo y puede observarse, no sin sorprenderse, que no ha habido cambios muy sustanciales en la forma de vida.

Tiene igualmente algunas referencias sobre la lucha del General Páez en la Guerra de  Independencia, las cuales en realidad son criticadas por el traductor, por considerarlas un poco sesgadas, lo cual es comprensible, tomando en cuenta que son opiniones de un hijo y que además el libro fue escrito en vida del General.

Es una lectura muy recomendable para quien desea conocer las cosas sencillas del Llano y del Llanero.


Publicar un comentario