Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

10 de octubre de 2015

Abuela - Germán Fleitas Beroes

ABUELA
Germán Fleitas Beroes

¡Abuela ! Tú me contabas
que en el llano salían muertos
y me fui poniendo viejo
pero nunca pude verlos.
Cuando todo es silencio
creo escuchar tu voz;
me parece que miro
los naranjos en flor,
los hombres en los tramos del corral
las cobijas,las sillas de montar, 
los luceros dormidos en las ondas del río;
 y tú, abuela,
de pié, con hondo amor al lado mío
contándome consejas,
cantando coplas viejas;
tu sombra en el cañizo de perfil
y yo cogiendo el sueño
al run rún de la hamaca
bajo la luz opaca del candil

Medio siglo después;
¡Vaya fortuna!
vi posarse dos hombres en la luna
desde la capital de Venezuela;
sólo me falta ver,
aunque tenga por fuerza que reir,
aquellos muertos largos de mi abuela
que llegaban de noche con sus sacos terciados
para meter en ellos a los niños malcriados
que escuchaban las horas sin quererse dormir


Publicar un comentario en la entrada