Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

17 de mayo de 2011

El Mes de Mayo en el Estado Portuguesa

Como introducción al tema de los espantos de mayo, queremos ofrecerles una visión general del llano portugueseño en el mes de mayo, ya que tiene diversas connotaciones para el llanero. No solamente es el mes de la Cruz, de la siembra, de la entrada de agua, del reverdecer de la llanura y de las vaquerías, es también el mes de los espantos del llano, especialmente en el estado Portuguesa, donde la venida de las lluvias, trae consigo las historias sobre seres sobrenaturales, contadas de generación en generación .

En el trabajo denominado Mitos y Leyendas Predominantes del Estado Portuguesa, Carmen Pérez Montero nos ofrece un estudio detallado de las creencias del llanero portugueseño y sobre algunos de los espantos que viven en esa tierra, entre los que predomina el famoso Silbón.

Dice la Profesora Pérez:
"Mayo es el mes de la Cruz, el tres se celebra su día y el madero que la representa se viste de flores y los cantadores de salves y décimas atraviesan los caminos e inician la fiesta con velorios que se prolongan hasta el amanecer. En Portuguesa, por ser un estado agrícola, los campesinos pagan promesas a la Santísima Cruz por favores concedidos, relacionados con el logro de sus cultivos y la venta de las cosechas, dándole a estas festividades colorido y significado especial.

En Portuguesa la entrada de las lluvias causa un efecto diferente al resto del país. Mientras el cielo se oscurece anunciando el aguacero, abajo, la esperanza y el temor cruzan los caminos, la esperanza a la espera del triunfo de la cosecha y el temor en espera de los ruidos escalofriantes y los espantos que cruzan las sombras de la noche tenebrosa.

Mayo en todo el país es el mes de l as flores, de la Santa Cruz y de la Santísima Virgen, pero en Portuguesa es diferente, tiene visos de magia, de temor y de visiones fantasmagóricas que cruzan sus senderos.

En Mayo, los campesinos cruzan los caminos del llano con el escapulario de la Virgen del Carmen en el cuello y la oración en la boca.

En la zona alta de Araure, el 24 de mayo se celebra la fiesta de la Virgen María Auxiliadora, patrona de los caficultores. Mayo en Portuguesa es mística fragancia, Mayo se parece a Portuguesa, tierra e invierno, temor y fe… siembra y cosecha.

En Mayo, el campesino portugueseño siembra maíz, el cual tarda cuatro meses en cosecharse. El cultivo propio de la región es el arroz, su rica producción le dio a Portuguesa durante la década de los ochenta, el reconocimiento nacional como “Granero de Venezuela”. El invierno por ser época de inundaciones y desbordamiento de ríos, caños y quebradas se hace propicio para la siembra de este rubro.
Publicar un comentario