Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

7 de octubre de 2016

La Naturaleza en Octubre

Publicado Originalmente 06/10/2011, Modificado  07/10/2016

 
Muy descriptivo es el paisaje de Octubre plasmado en los versos del Almanaque Llanero de Jorge Plaz:
 Con cantos de carraos en noche triste
se presenta octubre bondadoso;
halla todo anegado,verde, mustio
reina el invierno, aún majestuoso.
 Se pasea por los médanos y bancos
y por el monte seco que quedó
ve hambreados los ganados y sufriendo
un puñado de reses que se aisló.

 La Guía Ecoturística Miró Popic, nos completa el paisaje del mes donde acaba  el invierno llanero y empieza la salida o bajada de aguas:

Nuevos nidos decoran el paisaje , mientras algunos pichones abren sus ojos a la vida:
Jose R. Marrufo (Panoramio)


El Alcaraván elabora su nido limpiando el piso de gramíneas en el "banco". Usualmente dicho nido contiene dos huevos de color kaki con puntos oscuros.

Retratos del Mundo.blogspot.com



Se observan los últimos nidos de Chenchena (o Hoatzin) a lo largo del bosque de galería de los ríos de la cuenca del Orinoco





Tautaco
Gabán Pionío

Ocurre el pico de nidación del Tautaco, mientras que el del Gabán Pionio ya está adelantado.
Se pueden observar pastoreando las sabanas cercanas al nido en grupos de hasta ocho adultos y más de once juveniles.



 

Yaguazo Cariblanco
Gallito Azul

El Yaguaso Cariblanco se encuentra en época de nidificación y el Gallito Azul se desplaza en el boral con hasta cinco pichones, los cuales tienen un plumaje marrón opaco con puntos amarillentos en la cara.





Comienzan a eclosionar los huevos de las Babas y también los de las Anacondas y comienza el período de cortejo y apareamiento del Caimán del Orinoco.
Es la máxima parición de chigüires y venados





En este mes se empiezan a vislumbrar cambios tendentes a la salida o bajada de agua. Al reducirse los aguaceros, abunda el pantano por doquier. A fines de mes, empiezan a sentirse los vientos de verano y las aguas que aniegan la  sabana empiezan a secarse, corrompiéndose y produciendo enfermedades en los cascos de los animales. 

Dice la Silva Criolla en su primera Estancia:
Torna a soplar del Este

El viento alegre y zumbador. Ondea

Cual agitada veste

El sedoso follaje. El sol orea

La charca pantanosa,

Y por el reino de la luz pasea

Legión de garzas de plumaje rosa

Florecer es amar… Sobre la falda
Y dice Alberto Arvelo Torrealba:
....El lodo que lo empantana viene después, cuando la tierra se ablanda y se “empichaca” con la llovedera. Cuando retornan con los pastores emigrados, el trajín de las vacas, toros y novillos, cerdos, caballos, burros, arreos de mulas y la hilera de vacilantes carretas, batiendo hasta después de los últimos chaparrones, los bordes de los esteros y el agua empozada de los caminos.

....Y es que cuando  empieza la salida de aguas,  las lagunas y esteros se van recluyendo a su centro, concentrando la vida acuática, en la cual, las garzas encuentran un verdadero festín. "Por eso es tan frecuente  que cuando el bajante empieza, las encendidas bandadas de corocoras, crucen vastos sectores del cielo guariqueño.   AAT
  
Gran cantidad de peces nacidos o no en el invierno, forman ribazón en los ríos, hecho aprovechado por los llaneros para la pesca y para coger tortugas. Grandes cardúmenes de coporos, cachamas y palometas se trasladan por las corrientes de agua.

Al disminuir las lluvias, se reducen los coros de los anfibios, aquellos coros que en agosto y septiembre :

en tono triste, quejumbroso y grave brota doliente canto en la llanuraSilva Criolla
Y nuevamente el poeta Arvelo nos explica: "Un doliente coro suele oírse las noches de los días lluviosos en las calles de las aldeas y junto a los charcos de los caminos. (..) Codazzi describió esta misma experiencia: “otra particularidad no menos notable se advierte en estos sapos y la de cantar en coros compuestos de 46 o más individuos; y parece que hay uno que hace de maestro de capilla, según la igualdad con que empiezan o terminan su concierto, no verificándose el oír a uno solo antes o después del expresado coro que dura de seis a ocho minutos
 
La “plaga “ se intensifica, arrecia el calor con alta humedad. El tábano, el jején, el zancudo, el puyón, etc, aprovechan esta época para acosar al ganado y a las personas: 

Jején
El tábano verde azota los ganados
jején y puyón azota a la gente
el mosquito y el zancudo hacen conjunto
con el cual forman gran contingente. Jorge Plaz



 El barinés y los vientos de verano, generalmente se presentan a fines de octubre o principios de diciembre. La luna creciente se ve con la punta “gacha”, amarillean los bancos que estuvieron anegados. Abunda el lirio de agua en las sabanas aún inundadas. Intenso calor, alta humedad y poca brisa. Miró Popic

curujujul
Pero la flora también engalana el paisaje:

De las toscas malezas entreteje
La parásita en flor, áurea guirnalda;

Cuelga, blanco vellón, de su costado             

El nido comenzado;

Regio collar de abiertas campanillas

La trepadora mazamaza enreda,

Y en dos porciones la corteza rota,

Despide el aura leda,

Del nevado cairel de su bellota

Trenza brillante el orozul de seda
Tras la menuda flor cuaja el uvero

Maya
Su gajo tempranero;

Sus nacarados frutos en el limo

El punzador curujujul engendra;                        

La maya erige colosal racimo

Y desprende el merey sabrosa         
almendra;

Señuelo de su copa en lozanía,

Encendidos granates el orore

En mil estuches cría;

Emulando la escarcha

El espinito su jazmín estera,


En el aire, en la luz, en cuanto vive,

Amor su aliento exhala;

Y su aliento febril-tras el espeso

Merey
Ramaje que es baluarte y es escala-
Silva Criolla, Estancia I
Espinito










Publicar un comentario en la entrada