Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

4 de abril de 2010

La Mapanare o Bothrops Lanceolatus

Cuenta el abuelo que la terrible mapanare  cobraba muchas víctimas en la zona. Dice que había ejemplares tan grandes que no ha visto iguales ni siquiera en los museos.
"  En las jornadas de limpieza del monte alrededor de los cafetos, con frecuencia se escuchaba a los hombres gritar: Allí hay una!, entonces, le caían rápidamente a machetazos y las mataban.
A veces no se detectaban a tiempo y la fatal mordida llegaba....
Eran frecuentes las mordidas de mapanare, ya que prácticamente todas las actividades y trabajo de los peones, se hacían en el monte, por lo que estaban permanentemente expuestos. Existían algunos remedios caseros, sin embargo, la muerte era casi segura. Recuerdo  que usaban leche de jabillo, algunas hierbas, creo que también el cogollo del ocumo, todo lo cual se machacaba para formar una cataplasma que se colocaba en la herida. Llegué a ver el milagro de la salvación de una persona con esos remedios, tras la mordedura de una ""  viejita", que es una de las especies de Macagua como también se les dice a las Mapanares, oscura y pequeña, de unos 40 centímetros pero igualmente letal.
Los accidentes por mordedura de serpiente, producen pánico y un miedo atávico, recuerdo haber visto a un hombre arrancar en loca carrera, gritando  al haber sido mordido por una macagua, y caer muerto, quizás por infarto o por haber facilitado, en su carrera la circulación del veneno en su cuerpo."

La Mapanare o Bothrops, está muy difundida en nuestro país y aún hoy, hay altas estadísticas de mordedura de estas serpientes, se dice que está en el orden de 1500 anuales.

"   Las Mapanares producen problemas de coagulación,  rompen los glóbulos rojos, gangrena (daño a los tejidos) e insuficiencia renal en poco tiempo; por tal razón, debe de colocarse el suero antiofídico antes de seis horas luego de la picadura, ya que este es el único tratamiento capaz de contrarrestar el efecto letal de estas serpientes. La capacidad de veneno de esta víbora es de unos 300 mg, pero inyectan el 10% de su capacidad (a excepción de las serpientes bebés que no controlan la cantidad de veneno inoculada)"   http://www.guia.com.ve/noticias/?id=34614 ".

El abuelo, que tiene en elaboración un manual de Primeros Auxilios, ha dedicado un capítulo a la mordeduras de serpientes, previa investigación  en la UCV, del cual podemos aportar lo siguiente:

Hay dos grandes familias de culebras en Venezuela:
FAMILIA                     GENERO                           ESPECIE (NOMBRE COMUN)

Crotalidae                       Bothrops                            7 (Cuatro Narices, Tigra Mariposa, Viejita, Terciopelo,
                                                                                      entre otras)
                                       Crotalus Terrificus              8 (Cascabeles)
                                       Lachesis Muta muta            1 (Cuaima Piña)




Elapidae                           Micrurus                            12 (Corales)

Las estadìsticas indican que el 80% de las mordeduras de serpiente en Venezuela, corresponden a las Mapanares (Bothrops), el 15% a las Cascabeles y el 5% restante está repartido entre Cuaima Piña y Corales. Del 80% correspondiente a las Mapanares, el 80% son mordeduras de cuatro narices.
Un detalle curioso es que a la Mapanare también se le llama Macagua, pero en algunas zonas, el término Macagua se aplica a una serpiente específica, del mismo género Bothrops
Publicar un comentario