Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

11 de abril de 2010

Doña Bárbara

Esta gran novela, ha recibido tantos elogios, premios, reconocimientos y comentarios, que es imposible decir aquí algo que no se haya dicho antes. Sin embargo, a los efectos de este Blog, el contenido de Doña Bárbara es motivo constante de investigación, guía y consulta, por ser una recopilación maravillosa de la vida del llanero. Es una historia tejida con hilos de veracidad, autenticidad y enseñanza, en la que el autor armoniza los sentimientos más opuestos y la condición ruda de la vida del llanero.

En ella encontramos el amor puro, la lucha de la civilización contra la barbarie, la lucha del hombre contra los elementos, el odio, resentimiento y arrepentimiento de una mujer que una vez fue inocente, el abuso que muchas veces vemos en quienes ejercen la ley, las creencias oscuras, la valentía y arrojo del hombre del llano, la destrucción de un hombre que se dejó envolver por el vicio, la vileza y la nobleza, la lealtad y la traición, la naturaleza en esplendor, la esencia del llanero, el triunfo del bien sobre el mal, y la imagen de una Venezuela que atravesaba tiempos muy difíciles.

Siendo éste un libro de lectura obligatoria en la educación media en nuestro país, pienso que no siempre se consigue que el estudiante aprecie en su justa medida la joya literaria que es Doña Bárbara. Es un libro que no debe leerse apurado para pasar un examen, es un libro que debe saborearse como un manjar exquisito y que debe leerse con todos los sentidos para apreciarlo en su justa medida.

Y la maravilla de Doña Bárbara, para mí, está no solamente en el arte con que fue escrita, sino en su esencia, que es la vida del venezolano llanero. Para escribir Doña Bárbara, Rómulo Gallegos viajó al Apure, estuvo en el Hato La Candelaria, palpó personalmente la naturaleza, las costumbres y tradiciones.

María Nieves, "El Cabrestero"
Pajarote sentado en la cola del caimán
Dice Gallegos, en su escrito incluido en la edición de 1954, al cumplirse 25 años de la primera, que  los personajes de la novela,  existían realmente. Que la historia, antes sin forma, se perfiló en ese viaje, al conversar con la gente. Era como si los personajes estuvieran buscando quien escribiera sobre ellos . Así un señor apellidado Rodriguez, le habló de personas que posteriormente fueron Lorenzo Barquero y la misma Doña Bárbara. Allí supo de Maria Nieves, cabrestero del Apure, cuyas turbias aguas pobladas de caimanes carniceros cruzaba a nado, con un chaparro en la diestra y una copla en los labios, por delante de la punta de ganado que hubiera que pasar de una a otra margen”. Allí conoció a Antonio Torrealba, quien le suministró información valiosísima y que posteriormente fue el Antonio Sandoval de la novela. Conoció a Pajarote el de la mano entregadora de hombre leal al estrechar la que se le ofreciera” y a Carmelito franqueza y recelo, dos formas de una misma manera de ser llanero”. Conoció a Juan Primito “con sus rebullones, tonto y bueno”. Los personajes de otra índole, como Mujiquita y Pernalete, Balbino Paiba y el brujeador se cruzaron en su camino en otras partes del país. Todos los personajes se conjugan para dar la visión del venezolano natural, del venezolano creado por la situación del país de entonces

Santos Luzardo y Marisela, son personajes de su invención, necesaria imagen de la empresa que hay que acometer, una y otra vez, y la esperanza que estamos obligados a acariciar, con incansable terquedad”

Por todo esto, te invito lector a releer este libro, mas aún si lo hiciste en tus mocedades y no lo recuerdas mucho, y si eres venezolano, léelo con orgullo, con ansias de conocer o ampliar tus conocimientos sobre tu tierra.
*****
Publicar un comentario