Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

20 de abril de 2010

Las peleas de gallo en Venezuela - 1ra entrega

Se dice que las peleas de gallos fueron traídas a Venezuela por los españoles durante la conquista.
Los gallos de pelea, son criados y cuidados de manera especial, jugando un papel fundamental la escogencia de las aves que se cruzarán para obtener gallos de casta.
A los gallos de pelea se les corta la cresta, barba y orejas, se les desparasita y luego son entrenados para fortalecer su musculatura. Se tiene especial cuidado en proporcionarles una alimentación balanceada, con contenido proteico para su fortaleza y energía.
Algunos galleros les quitan las plumas en la pechuga, muslos y lomo y mantienen estas áreas desnudas, en donde son curados con alcohol o ron para desparasitarlos. Aparentemente esto facilita los masajes y frotaciones durante las peleas
Un gallo de casta debe tener las siguientes condiciones: bravura, fuerza, capacidad de defensa, puntería para herir, decisión, resistencia y capacidad de imponerse sobre su rival. Estas condiciones se van observando durante los entrenamientos al carearlos con gallos expertos.
Generalmente, se considera que un gallo de 18 meses, está en la edad perfecta para lanzarlo al ruedo o palenque, sin embargo también se organizan eventos con gallos de menor edad, para proveer de entrenamiento y determinar su casta.

Reglas de la pelea
Antes de ser sometidos a una pelea, los ejemplares son pesados en una balanza, para comparar el peso de los contendores. Una vez allí, los dueños hacen las apuestas, para lo cual no se requiere documento alguno, pues la palabra de un gallero es lo que cuenta al momento de apostar a un ejemplar.
A los gallos se les colocan espuelas postizas, que en Venezuela son generalmente de carey, las cuales se pegan primero con silicona, se sujetan con adhesivo y posteriormente se sujetan con hilo.
Durante los encuentros, los asistentes se concentran en los picotazos, los saltos y zarpazos. La emoción desborda el recinto y contagia todos. Los apostadores gritan aupando a su ejemplar
Dependiendo de la gallera, las peleas pueden ser fijadas para un tiempo que varía entre 20 y 30 minutos, aunque algunas pueden acabarse en menos de cinco minutos, cuando alguno de los ejemplares pega certeramente en una parte vital de su contendor.
Si la pelea se cumple en el tiempo reglamentario, el juez declara el empate. Entonces se introduce un gallo careador que pica en tres oportunidades a los contendores. Perderá automáticamente por conteo, aquel que no responda.

Fuente consultada http://llanofolkloreytalento.com/tradiciones/las-peleas-degallos-en-venezuela.htm
http://www.perrosenadopcion.com/febrero2008/patarucos.html
Publicar un comentario en la entrada