Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

21 de septiembre de 2015

El Tordito - (Dedicado a Angel Custodio Loyola) Germán Fleitas Beroes

Este pajarito, tan común en todo el país, se ha caracterizado por su facilidad de adaptación a distintos climas y hábitat. Es muy común en las ciudades, donde anda generalmente en grupos que en la noche se refugian  en los árboles.

El macho, de un espléndido negro con reflejos morados y tornasolados, se distingue fácilmente de la hembra cuyo plumaje es color pardo sin mayor gracia. Es común que en un vuelo rápido se acerquen a la cabeza de los transeúntes y les arranquen algún cabello, supongo que para hacer su nido. También se cree que esta conducta es mas bien una agresión hacia algún caminante que  pase cerca del nido .

El tordito macho luce presumido y se esponja cuando canta, tendiendo la cabeza hacia adelante, con el pico entreabierto, erizadas las plumas del cuello y agitando las alas, para llamar la atención de la hembra. Es frecuente también ver a dos machos enfrentándose  con saltitos, levantando el pico.

A diferencia de otras aves que avanzan en tierra con pequeños saltos, el tordito "camina" elegantemente, lo cual refuerza su apariencia de presumido. 

Al momento que se estaba eligiendo el ave nacional, hubo quien propuso este pájaro por su abundancia a lo largo de toda Venezuela, lo cual lo hace realmente típico de este país.
Fuente consultada:  Manara, Bruno. Aves del Ávila. Monte Ávila Editores Latinoamericana. Fundación Cultural Chacao.

Ahora bien, como para todas las cosas el llanero tiene una canción,  pondremos una nota graciosa al referirnos a  la canción El Tordito, compuesta por Germán Fleitas Beroes para su amigo Angel Custodio Loyola, a quien según la tradición oral, consideraba pretencioso y altanero:


El Tordito
Música de autor anónimo
Arreglo Musical : Juan Vicente Torrealba
Letra: Germán Fleitas Beroes

Tordito del limonero
te voy a dar un consejo:(bis)
todo el que es faramallero
tiene el porvenir muy lejos (bis)

Canta con canto sencillo
como buen venezolano (bis)
para que le des mas brillo
a tu color africano (bis)

No te esponjes en la rama
que no te queda bonito (bis)
canta como el saucelito
cuando de tarde me llama (bis)

Canta con gracia y con arte
derecho como el jilguero (bis)
¡anda negrito coplero!
cántame sin esponjarte. (bis)



* Se transcribe la canción tal como sale en el libro del poeta "Paseme acá la Guitarra",
Publicar un comentario en la entrada