Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

8 de septiembre de 2015

A vivencias Llaneras del abuelo y al Sr. Armas - Hugo Estrada Castillo



Hoy están de luto el cielo,
el palmar y los esteros.
Ha partido la inspiración
de vivencias del abuelo.

Hoy la tierra plana se enmudece,
y las aves no emiten trino.

Ha partido un vocero
de la sabana y sus esteros,
dejando en su vacío
solo ríos de silencio.

Su esencia seguirá viviendo,
aunque las palmas porten llanto.
Nunca se han marchado del todo,
aquellos que han aportado tanto.

Los versos que hoy entrego
volarán con las palmeras.
La luna obsequiara su reflejo
al alma que se ganó en el cielo
un espacio de eterna primavera. 

Quedan preguntas en el cielo,
buscando las respuestas ofrecidas.
Vivirá por siempre el abuelo
en las enseñanzas de Maylida.

-- Hugo Estrada Castillo --
Publicar un comentario en la entrada