Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

3 de mayo de 2014

Cantos a la Cruz de Mayo

En el mes de la Cruz de Mayo, no podemos dejar por alto, reseñar algunos de los cantos que se hacen en su honor. Los cantos a la Cruz de Mayo, tradición generalizada en el país, varían en cada región, en  lo referente  a instrumentos y música como tal.
Una de las más importantes representantes del canto folclórico y en especial del Canto a la Cruz, es Doña María Rodriguez, cumanesa de importantísima trayectoria. Colocaremos, pues, un video de su canto a la Cruz y uno del Velorio de Cruz de Anselmo López.
Cabe señalar que el segundo video, ya lo colocamos en otra oportunidad, pero lo repetimos para facilitar su búsqueda, haciendo la acotación que  además de lo referente al velorio de cruz, tiene una importante reseña de los orígenes de la bandola, presentada por Guillermo Jiménez Leal.





María Rodriguez, nació en el Barrio Plaza Bolívar de Cumaná, el 2 de julio de 1924. Desde muy niña dio muestras de su pasión por la música y el baile, dando vida a comparsas llenas de magia y color con sabor de pueblo. A los 10 años, orientada por la Señora Aurelia Rodríguez (prima de su mamá), decidió bailar “La Sirena”, diversión oriental por cuyo nombre fue mencionada a lo largo de su trayectoria. También dejó pruebas de sus dotes artísticos cuando joropeó con gracia la multicolor “Mariposa”, diversión que provocó el aumento de su popularidad. Mientras transcurría el tiempo, María Rodríguez se especializaba en el canto de aguinaldos, posteriormente incursionó en el canto de la fulía y el contrapunteo o picón, tradicionales en los Velorios de la Cruz de Mayo, así como el joropo con estribillo cumanés. Trabajó con la Universidad de Oriente por espacios de 25 años, donde aplicó sus extensos conocimientos referidos al folklore sucrense, teniendo por norte el rescate, enseñanza y difusión de un extenso acervo cultural. Ha sido una artista de relevancia internacional y entre su  repertorio musical  se encuentran: La Iguana, La Mariposa, Soñé con el Mariscal, Los Dos Titanes y La Oración del tabaco. En febrero de 1994, fue declarado Patrimonio Cultural Viviente del Estado Sucre.


Publicar un comentario en la entrada