Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

15 de abril de 2016

Los Hijos de Portuguesa: Manuel Graterol Santander

Publicada originalmente el 21/03/2012

Manuel Graterol Santander, conocido entre otros apodos como Graterolacho, poeta genuino del llano venezolano, nació en Turén, estado Portuguesa, el 6 de abril de 1935 y falleció el 11 de junio de 2010. Hombre de mucha versatilidad, se destacó no solamente en poesía, sino como compositor, humorista, libretista, periodista y publicista

EN RADIO y TELEVISIÓN:
Inició su carrera en la radio siendo apenas un adolescente, en el programa "LA HORA DEL LICEO", transmitido en Radio Acarigua. También hizo en Radio Capital 710AM "LA HORA DEL CAMALEÓN", junto a Juan Manuel La Guardia (Sargento Full Chola), Lumute y Adelita. Luego de ese programa pasó tres años a la televisión en Televen. Tuvo una destacada trayectoria humorística como libretista de Simón Díaz y Joselo en el programa "MEDIA HORA CON JOSELO Y SIMÓN", y luego en "JULIÁN Y CHUCHÍN, DOS VIVIANES DE POSTÍN". Participó en televisión junto al humorista e imitador Rolando Salazar en el segmento "HUMOR EN TIEMPOS DE CRISIS", en el programa de Napoleón Bravo "24 Horas".

COMO PERIODISTA
Fue fundador del periódico humorístico venezolano "El Camaleón" junto a Luis Muñoz-Tébar (Lumute), un semanario donde participó una amplia gama de artistas, escritores y dibujantes en la década de los 80 y 90 en Venezuela, editado por el diario El Nacional de 1988 a 2003 en más de 500 ediciones, y años después por El Nuevo País. Este periódico le generó también el apodo de El Camaleón Mayor.

COMO COMPOSITOR
“En sus años de estudiante en la Universidad Central de Venezuela, conjuntamente con José Enrique Chelique Sarabia (JES), formó el conjunto criollo Alma Juvenil, "el cual grabó en acetato sólo un larga duración con canciones compuestas por él mismo y Sarabia, quien en esta producción actuó como compositor, arpista y director. Los vocalistas fueron Rosa Virginia Chacín e Iván González; Mario Mauri, en el cuatro; Melchor Centeno en el cuatro y cuatro punteado.
En este disco quedaron plasmados entre otros, las siguientes canciones con música de Graterolacho:
Palmasol, No te pude Besar, El Alcaraván y Luto de Amor
Fue también conocido por sus canciones "Romance", "El Negro y El Catire", "Pajarillo", "Aire Oriental", Como Cosa Tuya, Vamos Los Dos, Yo Soy el Río, Llanerías para Simón, Tonada de las espigas, Las gaitas de las cuñas,  entre otras.

EN PUBLICIDAD
Muy joven todavía Manuel Graterol Santander viajó a Caracas donde, por fortuna de la vida, realizó unas pasantías en la radio de entonces, que le permiten conocer a Víctor Saume, quien era vicepresidente de Corpa. Gracias a sus excelentes trabajos, fue contratado como copywriter de esa agencia de Corpa, donde la vicepresidencia era ejercida por Víctor Saume. “El 1959 recibe el premio ANDA por la campaña de lanzamiento del Añejo Gran Reserva. De Corpa pasa a Young & Rubicam; funda Createrol Publicidad, cuya imagen era un sapo (de donde le vino el seudónimo El Sapo).

Luego se incorporó al conocido grupo ARS, con Graterolacho Target y Pie Publicidad, de donde surge la idea de crear El Camaleón (Semanario humorístico). La chispa y sagacidad de Graterolacho fueron factores determinantes en su desempeño como compositor y escritor.Orinoco Padre Río blogspot

EN POESÍA
Escribió libros de poesía de gran calidad y sentimiento, entre los cuales están Araguaney, El Caballo de Mis Coplas, El Libro Flaco de Graterolacho, El Cohetón y Glosamoríos.

Manuel Graterol Santander murió en Caracas, el 11 de junio de 2010, a los 75 años de edad.

Este poeta, no solamente ha sido la continuidad de la forma poética llamada glosa, sino que la ha innovado sorpresivamente. Prueba de esa creatividad es la glosa-glosa o glosa doble: “Es una variante, original del poeta y humorista Graterolacho. Para su estructura se toman dos estrofas de arte menor (octosílabas): copla, redondilla o cuarteto. Luego en el transcurso y desarrollo de las décimas se van colocando consecutivamente, un verso en el encabezamiento de la décima y uno al pié” Yorman Tovar. Antología de la Glosa Portugueseña.

La poesía de Manuel Graterol Santander, desde hace mucho tiempo ha debido ser tomada en cuenta por parte d ela crítica literaria, pero ésta , actualmente en Venezuela,, no es más que un círculo cerrado donde nunca tendra acceso la poesía popular. La Mezquindad y la indiferencia ante estos géneros han sobrepasado los extremos de la petulancia y el endiosamiento entre poetas extraterrestres, que agrupados en talleres literarios y asociaciones herméticas, se otorgan premios nacionales y galardones inventados por ellos mismos. Mientras tanto, lapoesia expresiva del pueblo muere entre amarillentas hojas y poemarios publicados con los propios esfuerzos de los poetas de provincia, en editoriales “sin prestigio”… estrellándose nuestra identidad en los muros de la indiferencia literaria. “ Yorman Tovar. Prólogo del libro CASIMBA de Manuel Graterol Santander (1995).
Fuentes Consultadas: Orinoco Padre Río Blogspot y Wikipedia

Tal como lo menciona el poeta Yorman Tovar, no me resultó fácil ubicar  los libros de Graterolacho, finalmente conseguí CASIMBA, poesía del pueblo, libro cargado de glosas y romances. Tiene la particularidad de tener muchas décimas dedicadas a artistas, y personajes resaltantes de Venezuela, tales como Felo Jiménez, Luis Mariano Ribera, Arvelo Torrealba, Alí Primera, Luis Pastori, Magdalena Sánchez, Irene Sáez, Nicolás Guillén, Juan Vicente Torrealba, entre otros. A continuación dos de sus poemas y audios de algunas canciones:

ACUARELA
La palmera solitaria,
Se puso un traje nostálgico
Y la garzas asustadas
Pintaron su voz de blanco
Con pinceles de aleteos
Y aromas de viento y llano
La nube de paraulatas
Se subió al árbol cansado
Y una sabana de trinos
Llegó al alero del hato
Para agregarle al ordeño
Otro pedazo de canto.

La mujer llegó a la orilla
Del amor y del quebranto
Y amarró sombras de olvido
Con cintas de versos y pasto
Al corazón de aquel hombre
Que conversó con el cuatro
Y mirando todo aquello,
El pajonal solitario
Se fue poniendo amarillo
Un amarillo tan claro
Como si el araguaney
Triste hubiera desgranado
Las lágrimas de sus flores
Hechas de tierra y milagro

Las palabras de las cuerdas
Al jinete le contaron;
Dormir de junco en el agua,
Despertar de sueño amargo,
Amanecer de sonrisas,
anochecer de los cantos
pulso de lo que le dijo
el alcaraván al charco
Por el cielo andaba a pié
Un pabellón azul pálido
Y un arrebol de suspiros
Bajó a contárselo al llano.
La soga cortó la brisa
Que encobijaba aquel cuadro
Y con un grito de triunfo
Pasó rozando los cachos.

PARA VOLVER A GUANARE
Para volver a Guanare
Lo que hay que amar es la vida,
La vida de aquellas calles
Que cargan el sol encima
Y hacia un punto cardinal
Siguen todas derechitas
Con sus aceras cuarteadas,
Su samán en cada orilla,
Las casas con ventanales
Y macetas amarillas
Unos ojos vigilantes
Detrás de cada rendija,
Afuera todas las manos
Juntándose en la basílica
Y destilando en las hojas
Gotas de melancolía,
La plaza pidiendo a gritos
Su mata de clavellinas
Y el asfalto silencioso
Como un caimán boca arriba
Bajo el bravo sol llanero
Donde haciéndole cosquillas
Se mueven las bicicletas
Rascándole la barriga

Para volver a Guanare
Lo que hay que amar es la dicha,
La dicha de las casonas
Con tejas enmohecidas
Y abajo las cañas bravas
Con maderas y sin vigas
Y algunas telas de araña
Curándole las heridas,
Casas viejas, coloniales,
Sede de rancias familias
Adonde la vieja Petra
Llevaba en épocas idas
Una cesta de blancuras
Con blusas y con camisas,
Con ropa recién planchada
Para asistir a la misa
Lavada bajo la mata
Donde canta la reinita
Metiendo entre tantas nubes
Sus manos encallecidas
Con el jabón de las llaves
Y el agua de La Peñita,
Trabajo de una semana
Secado con sol y brisa
Para pagar la promesa
De la santa Patroncita
Y por eso he regresado
A esta ciudad tan querida.

Para volver a Guanare
Lo que hay que amar es la espiga,
La espiga en esos campos
Es más fresca y más bonita
Como las garzas de Marzo
Esperando las lloviznas
Con ganas de ver volar
La nube de golondrinas
Ésas que bajo el alero
Buscan almohada y cobija,
Y se quedan en silencio
Cuando llegan las cabrillas
Junto con la serenata
De Joseito La Riva
Y en las tardes de nostalgia
Pasan camino a Barinas,
Se para en La Quebrada
Para que el sol las bendiga
Bajo la luz de la lámpara
Que allá siempre está encendida,
La luz de la Coromoto
Tan hermosa y tan divina,
Para lograr el milagro
Que se pidió en la repisa
Para que florezca el lirio
Y retoñen las semillas.

Para volver a Guanare
Lo que hay que amar es La Quirpa,
La Quirpa que siempre suena
En esas noches tranquilas
Cuando el recuerdo del llano
Se tiempla entre las clavijas
Cuando Vidal Colmenares
Monta el caballo sin bridas
De la copla sabanera
Repleta de poesía;
Cuando María Carrizales
-mujer de monte y peinilla-
Siembra en un Seis por Derecho
Llegadas y despedidas
Y hace sonar los talones
Sobre los pisos de arcilla,
Porque todo eso es Guanare,
El brazo y la mano amiga,
Y para volver allá
Es la cosa más sencilla:
Apenas al recordarlo
Se te nublan las pupilas
Y allá por el cementerio
Hay una cruz que me mira


Publicar un comentario en la entrada