Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

1 de abril de 2016

Verano y Primavera Llaneros - Abril

Llegó Abril, mes de contrastes, ya que en sus primeros días, los efectos de la sequía  son  todavía muy marcados. La huella de los incendios está presente en el paisaje, algún resplandor rojo puede aún  verse cuando el verano ha sido muy fuerte; pareciera que ya no es posible la vida y de repente, llegan las garúas a refrescar el ambiente y dar pinceladas de verde al paisaje. Se acerca la entrada de aguas, llega la fugaz primavera.
Las dos últimas estrofas que sobre el mes de abril, escribe Jorge Plaz en su Almanaque Llanero dicen así:
Se secan las lagunas mas pequeñas
En que las aves de río hacen carnicería
Con los peces que se termina el agua
Con los cuales abunda su comía
Es el mes mas templado del verano
Y las aves lucen sus colores
Al bajar a beber en el ribazo
Se contemplan como si fueren flores
Publicar un comentario en la entrada