Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

10 de diciembre de 2012

Nos Jodieron la Montaña - Omar Carrero

Como un llamado de alerta, como un recuerdo doloroso, el profesor Omar Carrero, nos envió estos versos de lo que fué la Reserva Forestal Caparo,  en el estado Barinas. Allí nos cuenta de su riqueza y también de los baquianos que la recorrían.

"De ese monte hermoso, ahora destruido en un 95%,  solo quedan unas 8900 hectáreas pero con una amenaza permenente de invasión y destrucción de todos los ensayos que a lo largo de 40 años se han realizado y de la última muestra de la biodiversidad llanera "montañosa"".

Es importante destacar, que el llanero llama "montaña" a la selva, por ello tambien hablamos de la Montaña de San Camilo, hermosísima y exuberante selva, hoy lamentablemente desaparecida, que se encuentra ilustrada en la siguiente imagen:


Que vaina Jesús Bolaños!
nos jodieron la montaña
no se entrevé la espesura
soto, dosel, ni maraña
 sólo se miran pasturas
y cercas como telaraña.

 Vinieron las concesiones
cargadas de maquinaria
por saquisaqui y caoba
por cedro de concha amarga,
árboles de lucimiento
con su carga centenaria

Se llevaron el chupón
y el pardillo caña larga
el jobo liso y la ceiba
el charo de leche blanca
la orura y el picapico
el masaguaro y la guadua.

 !Qué vaina Pedro Rodríguez
nos jodieron la montaña!

 No hay “lomito” y ya se va
 la empresa concesionaria
dejando sólo el polvero
detrás de la maquinaria
que en procesión se despide
entre tractores y jaibas.

Sin madera de aserrío
nada vale la montaña,
pero allí quedó la tierra
de labor agropecuaria
con los caminos abiertos
y en el paso, la gabarra                                   
 

Entonces los invasores
al igual que egipcia plag
acabaron con el resto
con motosierra y guadaña
con los bosques en retoño
con mapora y palma de agua

 ¡Qué vaina, Luis Ballesteros
nos jodieron la montaña!


Gente llegada de afuera
establece  las estancias
declarándole la guerra
a entidades de la fauna
que vivían en armonía
en bosques de tierra llana

Muerte al picure y al tigre
al armadillo  y la danta
al chigire y al venado
la pava y la guacharaca
al chácharo y  al conejo
la marimonda y la lapa

Los animales del río
sufren la misma desgracia
el coporo y el paleto
el valentón y la raya
el blanco pobre y el mije,
la palometa y payara

¡Qué vaina don Virigay
nos jodieron la montaña!
    
Los caños en el verano
en negros pozos se  parten
porque ahora ya no tienen
espesura que los guarde
pues la fronda siempre verde
es recuerdo inolvidable

Qué vaina don Juan Bolaños
nos jodieron la montaña
que tantas veces cruzaste
entre Casa e´Palma y Garza
desde la Costa Sarare
al Caparo y sus barrancas

Hoy en día sólo nos queda
la muestra de la montaña
como pieza de museo
en unas cuantas hectáreas
por la que todos rogamos
elevando una plegaria

















}










ENTRADAS RELACIONADAS:
MONTAÑA DE SAN CAMILO ( VARIAENTREGAS), DRAMA DE UNA SELVA PERDIDA
Publicar un comentario en la entrada