Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

20 de enero de 2013

Gofios y Almidoncitos

Almidoncitos:
 Los almidoncitos son un tipo de alimento que se hace como complemento alimenticio para los niños.

Este producto se extrae de distintas semillas como el almendrón y la chiga, o de frutos como el merecure, o incluso a partir de tubérculos como el changuango y la yuca. Pero el método de obtención de este producto varía de acuerdo a la semilla o tubérculo que se emplee, por ejemplo, de la semilla de chiga, que es un tipo de fruto que crece en una vaina larga en los árboles del mismo nombre, se pila la semilla, ello produce un jugo y la pulpa, el jugo se cuela con agua hasta que pierda el sabor amargo característico y lo que se obtiene es el almidón que se deja reposar evaporándose el exceso de agua y solidificándose.

Luego se procede a pulverizarlo y se espolvorea en agua caliente hasta lograr una textura gelatinosa que se complementa con leche, azúcar y especias al gusto. El almidón de la yuca es uno de los productos que se obtiene del procesamiento de este tubérculo para la obtención del casabe, por ejemplo. La yuca amarga empleada para la elaboración del casabe se muele, luego se le saca el yare y el almidón que se puede mezclar con azúcar o papelón o batata hervida y en puré como complemento alimenticio para niños. El almidón disuelto en agua sirve además para compactar la harina de yuca cuando se hace la naiboa.

En el caso del merecure, producto cuyo origen está asociado a las culturas indígenas, y tradicional en poblaciones como Los Caños y en Cunaviche del municipio Pedro Camejo, se obtiene el almidón de pelar el fruto hasta obtener la pulpa, que se muele y cuela. Posteriormente se coloca la masa con un poco de agua en un trapo de tela y se guinda durante un día para dejarlo escurrir. Una vez seco se forma una masa harinosa que se mezcla preferentemente con leche y con lo que se obtiene un atol nutritivo, generalmente empleado para la alimentación infantil. Para estas comunidades la obtención y preparación del almidón de la llamada pepa de merecure es una actividad diaria.

Con el fruto del changuango, que es una planta de tallo largo y delgado, cuyo fruto es parecido a la papa común, también se hace almidón para consumo infantil. La fruta se pela hasta obtener la pulpa, la cual se muele hasta que quede en forma de masa. Esta masa se cuela con agua unas tres veces, para luego dejarla reposar hasta que se compacte. La masa se deja en un cincho durante un día, hasta que queda lista la harina para preparar el atol con leche. El almidón de changuango es ideal en los desayunos debido a la cantidad de calorías que aporta a la dieta.

El almidón sirve además para la preparación de postres como los conocidos almidoncitos que se hacen con clavos de olor, agua de azahar, dos cucharadas de canela en polvo, ½ kg de almidón molido, ¼ kg de margarina, dos huevos, 100 a 200 gr de azúcar y pulpa de mango. Primero se amasan todos los ingredientes hasta formar una pasta suave que debe estirarse con un rodillo sin dejarla muy delgada. A continuación se corta en triángulos a los cuales se les realiza pequeños cortes decorativos con un cuchillo, luego se envuelve con ellos la pulpa del mango y se hornean en platones engrasados a 300 ºC hasta que estén dorados. 

Gofio: 
Los gofios son dulces elaborados a base de maíz seco que se preparan tomando 2 kg de maíz seco, tostados en un caldero hasta tomar una coloración dorada, se deja enfriar y luego se muele. Una vez convertido en harina se coloca una panela de papelón a derretir en un poco de agua a fuego moderado. Una vez disuelto el papelón se le agrega lentamente la harina de maíz, removiendo constantemente hasta que la mezcla sea consistente. Posteriormente la masa se extiende en una tabla o batea de madera enharinada y por último se corta en cuadrados similares a las tabletas. El gofio de maíz es valorado en la comunidad por ser una golosina muy nutritiva, de la que se dice, proporciona fuerza y vitalidad a quien lo consume. 

Tomado de los Cuaderno del IPC, Barinas y Apure
Publicar un comentario en la entrada