Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

30 de julio de 2013

La Capitalidad del Estado Guárico

Investigando sobre Ortiz, encontré esta reseña histórica  de J.A de Armas Chitty, presente en  su obra HISTORIA DEL GUÁRICO (1807-1974), donde nos cuenta sobre las capitales que tuvo el estado hasta la actual ubicada en San Juan de Los Morros y como la voluntad de tres presidentes la trasladaron según sus intereses:

Calabozo, la voluntad de Monagas 

Calabozo surge como una necesidad entre la porfía misionera, el afán latifundista y el poblamiento. El fraile que lo funda, Salvador de Cádiz, es padre de muchos pueblos y no lo es menos Marcelino de Vicente, uno de los más fervorosos defensores de indios. Ellos luchan contra la geofagia de los godos de Caracas, los Infante, los Blanco, los Tovar, los Ponte, los Solórzano, quienes hacían incendiar los ranchos indígenas y amarrar a los naturales para aterrorizarles. Así despoblaron al primer Calabozo y a otros pueblos, entre ellos a Guatarama, junto al Guárico.

(..) Calabozo es proveedora de reses y de frutos y Cuartel General de republicanos y realistas durante la guerra de Independencia. De Calabozo parte Boves.  También es el lugar más poblado de la región. Todo esto priva en el criterio del Presidente Monagas y por ello es nominada capital. Pero la capitalidad es función política y por lo tanto, sujeta a las decisiones del gobernante de turno. 

 Comienza monaguista, seguirá crespista y terminará gomecista. De 1848 a octubre del 74, la capital estará en Calabozo. Del 74 al 78 se hallará en Ortiz y del 78 al 81 nuevamente en Ortiz. A Calabozo retornará en 1901. Lo será igualmente en 1904 y 30 años después Gómez la hará trasladar a San Juan de Los Morros


Ortiz, la voluntad de Crespo 

Crespo es ya militar de suficiente prestigio. Por eso va a la presidencia del estado Guárico y luego a jefaturar un cuerpo en la expedición que alcanza a León Colina en Cumarebo. Tal vez en Calabozo no atendieron y sirvieron a Crespo, como era su deseo * y un día cualquiera, a mediados de 1874, dispone el caudillo trasladar la capital a Ortiz, donde no existían edificios. 

El 15 de octubre de 1874, desde Calabozo, dicta el decreto del traslado provisional de la capital a Ortiz con un considerando que no fue más que un pretexto, pues habla de desconocimiento de las autoridades legítimas, de una probable conspiración contra el Gobierno Nacional. El mismo 15 convoca a la Asamblea Legislativa para que se reúna en Ortiz. 

El 78, cuando Alcántara reacciona contra Guzmán Blanco y de hecho contra Crespo, la capital retorna a Calabozo, mas al triunfar La Reivindicadora que abre la puerta al Quinquenio, y cuyo éxito se debe a Crespo, al asaltar con Ramón Guerra a Gregorio Valera en La Victoria, el 79, la capital vuelve a Ortiz hasta el 81.

La constitución de ese año elimina al Guárico como Estado. Como Sección y unido a Bolívar (hoy Miranda), Guzmán Blanco (hoy Aragua) y Nueva Esparta, integra el Estado Guzmán Blanco, su capital se fijará en Villa de Cura”

*Como una referencia, De Armas Chitty coloca esta aclaratoria:  "En Calabozo, como en Zaraza, hubo una oligarquía cerrada, es decir, que no rendía pleitesía ni aceptaba a una persona si no tenía antecedentes nobiliarios, pergaminos, etc. Y Crespon venía del hondón criollo con todas las características del mestizaje. Por eso hemos pensado que en Calabozo  no tuvo el caudillo la atención que le prestaron en otras poblaciones. Calabozo nada tenía en común con Crespo. En cambio Ortiz, estaba inmediato a Parapara, pueblo donde el caudillo vivió su niñez y adolescencia."

San Juan de los Morros, la voluntad de Gómez 

En Calabozo, en 1928, en tiempos de revueltas, algunos estudiantes, entre ellos Octavio Lazo, hijo del poeta Lazo Martí, en medio de discursos en contra de la dictadura, quemaron un retrato de Gómez. Los estudiantes fueron apresados y condenados a tres años de grillos en Calabozo. Aparentemente desde este suceso comenzó en el ánimo de Gómez cierta aprensión a la ciudad. 

Transcribimos de la misma fuente un diálogo entre Gómez y Juan Alberto Ramírez, presidente del Guárico: “Fue un diálogo de palabras buidas, de reservas, de juegos mentales. Gómez se hallaba esa mañana de junio de 1930 en la Casa Amarilla de San Juan de los Morros, que era su residencia. Ramírez, uno de sus hombres de confianza le visita y Gómez le dice, casi al terminar la entrevista: “-¿Cómo que te quieres venir de Calabozo?” Ramírez, taimado, comprende el alcance de la pregunta, pero él también es de la montaña y conoce a Gómez. 

-General-responde-yo estoy donde usted diga. Estuve en Ortiz……limpiándolo…… 
 (Esto para asomar a Ortiz). Pero Gómez aún no ha resuelto o no ha expresado cuál es su resolución y pregunta de nuevo:
 -¿Y Ortiz es importante? 
Ramírez responde finalmente con palabras embozadas: 
-Como queda en el camino he pensado que debe estar aseado y le estaba quitando el monte Y reiterando 
-Sí. Quitándole el monte. Fue pueblo que tuvo muchas casas buenas que las acabó la guerra.
Gómez comprende el esguince de su subalterno y termina: -Sí. La guerra. 
Con la pregunta de Gómez, Ortiz se transforma y le nacen calles y aceras. Debió parecerse al Ortiz de cuando el Héroe del Deber fue presidente de Guárico y el pobre pueblo alcanzó a capital. A las casas ruinosas cuyos habitantes aniquiló el paludismo, la perniciosa, la fiebre temible que asó gentes en segundos, perdieron el gesto de muerte. Pero como Ramírez sabe que en la Venezuela de Gómez, oficialmente no hay paludismo, muy bien se cuida de decir al dictador que la ruina del pueblo fue la fiebre. Aludió a la guerra porque Gómez barrió con la guerra, era el Pacificador y además la frase envolvía una lisonja. 

Otro día en San Juan de Los Morros, varios Presidentes de Estado hablan animadamente bajo la arboleda del extenso patio de la Casa Amarilla, cuando Gómez se les acerca y dice: “Yo sé que están hablando de traerse la capital de Calabozo y San Juan quiere ser Capital. ¿Qué les parece? Y San Juan es bonito. ¿No les parece bonito?” 

 La respuesta la dieron de inmediato las Legislaturas de Guárico y Aragua. El estado Aragua cedió la zona de San Juan de los Morros al Guárico, y éste le entregó a Taguay y a Barbacoas. Una vez el sabio Torrealba dijo, refiriéndose al cambio de los municipios y regiones: - Hemos cambiado hojalata por oro. El Guárico ha adquirido a San Juan de los Morros que es un sanatorio. El objetivo del cambio de los pueblos, era el cambio de capital. A Calabozo pues, le quitaron su capital y la instalaron en San Juan de los Morros en 1934
Publicar un comentario en la entrada