Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

22 de enero de 2014

Batalla de El Yagual, otro triunfo del El Catire!!

Aprovechando que acabamos de  escribir una reseña sobre El Yagual, es oportuno colocar algunas líneas sobre esta importante batalla que forma parte de las que llenaron de gloria el suelo apureño y sus llaneros,  en nuestra Independencia.

El combate se inició  el 8 de octubre de 1816 cuando el coronel realista Francisco López, teniendo conocimiento del avance del general José Antonio Páez hacia el hato El Yagual, tomó posesión de éste. 

Sabiendo esta situación, el general Páez acampó a 5 km del enemigo, en el sector Las Aguaditas, donde permaneció con sus hombres hasta la noche, cuando emprendió su movimiento haciendo un semicírculo para atacar al enemigo por la espalda. 

El enemigo estaba conformado por 600 infantes y 1.700 jinetes, que al igual que todas las batallas realizadas en Apure, ponía a los patriotas en una lucha desigualny que como en los otros casos, no fue impedimento para obtener el triunfo. 

La Batalla de El Yagual, constituye un hecho sin precedentes, pues José Antonio Páez que en aquel momento ostentaba el grado de Coronel, dirigió el encuentro con el grado de General de Brigada teniendo bajo su mando a los Generales Rafael Urdaneta y Manuel Serviez, así como a otros patriotas de alta jerarquía como el Coronel Francisco de Paula Santander, quienes aceptaron quedar bajo sus órdenes, para evitar división en las fuerzas republicanas de la zona, ya que los llaneros no aceptaban otro jefe que Páez.

El Centauro de los Llanos, planificó su ofensiva con tres grupos, dirigidos por Urdaneta, Santander y Serviez, quienes con sus embestidas pusieron en fuga a los realistas. Esta acción motivó que El Libertador Simón Bolívar, lo  ascendiera  a Teniente Coronel. A partir de esa victoria, el ascendiente de Páez creció en los Llanos y entre el ejército patriota. 

En el sitio donde se realizó la Batalla se encuentra un Monumento conmemorativo llamado “Brazo de Páez”, que simboliza un brazo del General portando una lanza que fue usada en dicho combate.  

 Fuente Consultada: Venealogía.com

Publicar un comentario en la entrada