Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

15 de enero de 2014

La Riente Primavera, Silva Criolla, Estancia IV

IV
La riente primavera,
Primavera fugaz, del sol amiga;
La que lluvia de flores le prodiga
Al monte y la pradera,
También de seda y oro le regala
Al viejo yerbazal flebil espiga
También como la hierba al pobre arbusto
la primorosa dádiva recibe,
y de su escasa floración primera
el botón más hermoso
prende sobre el cabello revoltoso
la inocente muchacha sabanera.

¡Oh luz primaveral! De tu alegría
El espíritu inundas;
Por ti es mas bello y amoroso el día
Tú enciendes su pasión, tú la fecundas
Tú mueves las canciones voluptuosas
Y los castos arrullos;
Tu brindas el placer, techo de rosas,
Tú incitas a morir las mariposas
En la dulce embriaguez de los capullos

¡Oh florida estación! Haced que nunca
turbe dolor violento
la paz de mis nacientes alegrías…
Y cuando vuele al fin mi pensamiento,
cuando vuele hacia allá, cuando yo muera,
que sea su compañera
la más brillante aurora de tus días!.


La primavera para nosotros tiene una connotación muy distinta a la de otros paises, donde la misma viene después del invierno. Nos dice el poeta Arvelo:

"Se produce porque la tierra estaba helada, y el sol, al retornar del Sur, la calienta. Regula el astro las fuentes de regadío, al derretir la nieve." En el trópico, en cambio, la primavera es pluvial. Se origuna porque la tierra estaba enjuta y la lluvia la humedece, la moja y la fecunda. No es cuenta de mas sol. Sol le sobra en febrero y marzo a la victimada pradera cuya clorofila arde y se chamusca. A la grava y a la terronera, y la arena y la arcilla calcinadas. Es tolda y llovizna la esencia primaveral de Venezuela. Agua silente, y agua "con sonido", a cuyo beso los bancos sabaneros despiertan como de una desengrasante pesadilla."

"Fugaz, y en su fugacidad amiga, mas que del sol, de las garúas y de las toldadas, es la primavera de la patria campiña. A su influjo despiertan, en matiz y rumor de la fauna y la flora, el espectro y la escala de los regocijos agrestes. Con la algarabía de los loros en las verdes y pintadas frondas, el retorno gradual de alas palustres a los recientes aguazales, el ruido de la gota gruesa y sonora en el techo de los caneyes, el olor de la tierra, la ternura del retoño en las rozas y la gritería de la retozona chamuchina infantil en los patios del hato,colmos de charcos aún cristalinos."

La primavera llanera ocurre entre  las primeras lluvias y la entrada definitiva del invierno, y es un período sumamente corto.

"Los versos punteros del canto encarnan, es cierto, junto con toda la segunda estrofa, un cuadro conceptual mas bien estático. El artista enumera atributos. La privilegiada estación es riente y amiga del sol. Pone jocundo el pensamiento , embellece el día, enciende pasiones, mueve arrullos voluptuosos y castos, brinda lecho de rosas al placer y da a los insectos la embriaguez de los capullos. Mas de pronto, entre uno y otros epítetos y predicados, la vida local se estremece en visión de llovizna y retoño. Son imágenes avecindadas con leguas de tierna pastura por frente, bienhechurías de lirios sabaneros y solar de horizonte. Dan la cálida impresión  de fluir de la tierra, de  venir al encuentro del hombre. Cruzan el viejo yerbazal sutilmente espigado, y arriban a los caneyes de rumorosas techumbres y lustrados patios, donde hace guardia el arbusto del viajero aroma. Es la mata de malabar, ayer marchita, y ahora coronada de trémulos botones. Hasta que el cromo agreste, cada vez mas cercano, se vuelve íntimo. Entra, sensorio y emotivo, en la vida espiritual del hato, cuando la niña del bohío escoge albo adrono en la espesura, para que sus cabellos palpen la mayera caricia, ellos también florecidos y perfumados."
ENTRADAS RELACIONADAS:
LOS HIJOS DE GUARICO: FRANCISCO LAZO MARTÍ; FRANCISCO LAZO MARTÍ Y APURE; SILVA CRIOLLA: INVITACIÓN; ESTANCIA I; ESTANCIA II; ESTANCIA III; ESTANCIA IV; ESTANCIA V; ESTANCIA VI; ESTANCIA VII; ESTANCIA VIII; ESTANCIA IX; ESTANCIA X
Publicar un comentario en la entrada