Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

25 de febrero de 2013

Los Hijos de Apure: Jorge Guerrero y su "Pasaje Guayabero"

 Nació en febrero de 1968, en Lechemiel, vecindario de Elorza. Es hijo de Eduardo Guerrero y Carmen Castorila Sánchez de Guerrero. 

Durante su infancia, hizo trabajo de llano y desde temprana edad mostró interés por la música criolla, cantando las piezas de los famosos como el Carrao de Palmarito, Nelson Morales, Francisco Montoya y Eneas Perdomo entre otros. 

Según dicen varias de las biografías de este artista existentes en la web, nunca recibió educación completa formal, lo cual no le impidió entrar por la puerta grande en el mundo musical con su canto y su poesía inspirada en las tradiciones de su tierra, y en el amor a la mujer y a la llanura.

 Su carrera profesional comenzó en 1992, cuando graba su primera producción musical y desde allí sus éxitos no se han detenido, siendo hoy uno de los mas importantes intérpretes y compositores de la música criolla.

 Aunque Vivencias Llaneras del Abuelo en su sección de Llaneros Destacados, enfoca las investigaciones en la vida de los pioneros de la canta criolla, consideramos importante incluir a Jorge Guerrero por su destacado trabajo plasmado especialmente en sus composiciones, que tienen ese sabor del llano de ayer; y el mejor momento es éste cuando estamos hablando de Elorza.

 “El Guerrero del folclore”, como se le conoce hoy, ha representado un fenómeno muy relevante en la historia de la música llanera, por la poesía de sus letras y su estilo “guayabero” como él mismo dice en la canción que más abajo se coloca. Su voz sencilla y autentica, sin mayores alardes, confiere un toque muy criollo a sus interpretaciones, que junto a las letras llenas de términos coloquiales del llano, transmiten su amor e identificación con la tierra llana y muy  especialmente con el llano apureño.

 Entre sus primeras producciones musicales están Viejo Laurel Sabanero, Añoranzas, El Nuevo Grito del Guerrero, El Caballo del Guerrero y De Nuevo en el Arpa.  Podriamos decir, sin temor a equivocarnos que Jorge Guerrero es uno de los más reconocidos herederos de la canta apureña auténtica y original, desprovista de de la transculturación y modernismos a que ha sido sometida nuestra música en los últimos tiempos, convirtiéndola muchas veces en un hibrido falto de sabor nacional. 




Las aves surcan el cielo
Mientras que hacen un derroche
De colorido en su vuelo
Porque ya viene la noche
(bis)
Ya el sol se va zambullendo
Sobre la cresta del monte
Y arrebol va extendiendo+
Su magia ene l horizontes
Y yo inspirado me plazco
Mientras canto al pasitrote
Con la música del casco
Del rucio en el gamelote
(bis)



EL NUEVO GRITO DEL GUERRERO


Señores con su permiso
Vuelve a gritar el gierrero
De la copla relacina
Y el pasaje guayabero
Del criollo seis por derecho
Y el pajarillo altanero
De la quirpa y guacharaca
Chipola y cunavichero
Me defiendo cabalmente
Con mis versos romanceros
Sera porque siempre he sido
Bastante serenatero
Y hoy les traje un joropito
Bien sabrosito y veguero
Nacido para la historia
Un catorce de febrero
Cobijado por la luna
Y un enjambre de luceros
Que me dieron la templanza
Junto al calor veranero
Y al mismo tiempo la gracia
Del señor allá en  el cielo
Aquí estoy pueblo querido
Atrincherado y sereno
Defendiendo con el canto
La pureza de tu acervo
Inspirado en el amor
Y el aprecio que te tengo
Porque una tarde en Elorza
Juré si mal no recuerdo
Poner el floclore en alto
Respetarlo y defenderlo
Porque para mi el folclore
Es todo lo que tenemos
Lagunas, ríos y montañas
Selvas y emporios mineros
Folclore es una laguna
El bullicio de un garcero
Un corral de vacas mansas
El corral del becerrero
Folcore el ave maria
El padrenuestro y el credo
Folclore querer a los niños
Y respetar los abuelos
Tender una mano amiga
Al humilde pordiosero
Folclore son todos toditos
Los nativos de este suelo
Espero no defraudarlos
En esta lucha que llevo
Ténganme fe que yo tengo
Pa lante quien dijo miedo


Con respecto a los sitiales
Del pentagrama llanero
Yo no creo que vaya de último
Ni tampoco de primero
Pero estoy en los papeles
No sé si malote o bueno
Ya que eso lo dice el pueblo
Según como nos portemos
Pienso llegar a la cima
Si dios quiere y no me muero
Sin meterme con ninguno
Porque siempre considero
Que es malo vivir de envidias
Y codiciando lo ajeno
Criticando por doquier
Cada quien en su terreno
Y esto es para que lo agarren
Colegas y compañeros
Yo voy a seguir mi rumbo
Por este mismo sendero
Pa´lante y poquito a poco
Con la venia de El Supremo


Sin pasarme de la raya
Sin violar otros linderos
Sin pescar en aguas turbias
Ni cometer desafueros
Para ver lo que me aguarda
En los años venideros
No tengo  una voz pujante
Ni una garganta de acero
Pero canto y se me escuchan
Mis coplas en el cuerdero
La melodía no me falla
Cuadratura mucho menos
Y creo que gusta mi canto
Porque lo hago con esmero
Gracias al llano infinito
Que me dio su derrotero
Sobre este llano bonito
Se inspiró mi cancionero
Allí compuse El Reclamo
Y a mi Laurel sabanero
Nacieron Mis Reflexiones
Con el viento mañanero
Añoranzas de mi vida
Aquí en el pecho te llevo
Cómo olvidarte llanura
Te lo repito de nuevo
Si en ti reposan los restos
De don Eduardo Guerrero
El viejo que me enseñó
A ser cabal y sincero
Resuelto pa lo que salga
Y por demás parrandero
Un tanto loco y bohemio
Tomador y mujeriego
A veces me pongo triste
Pensativo y lastimero
Por los golpes que me han dado
Los cariños traicioneros
Menos mal no me mataron
Los cuerazos que me dieron
Y estoy vivito y coliando
Mas activo y mas certero
Transitando los caminos
Cantando mas que un jilguero
Llevándole la alegría
Al pueblo que tanto quiero
Si alguien quiere conocerme
Allá en Elorza lo espero
En un ranchito de palma
Cerquitica de un uvero
A la derecha un samán
Y por la izquierda un chiquero
Y un laurelito pollón
En la puerta del tranquero
Unas tres o cuatro vacas
Rumiando en el paradero
Una mula y un caballo
Comiendito en un potrero
Por cierto que en una esquina
Hay un palo e´zapatero
Que tiene en los cogollitos
Un nido e´cucarachero
También tengo un conuquito
Porque soy buen conuquero
Vayan allá y me visitan
Quien quita que parrandiemos
Yo me le pongo a la orden
Con cariño verdadero
Saludos para las damas
A niños y caballeros
Ya escucharon en el arpa
Mi nuevo grito guerrero

Publicar un comentario en la entrada