Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

19 de enero de 2012

El Lenguaje de los Pájaros: La Tigana

Nos cuenta Jesús José Loreto Loreto, en su libro EL LENGUAJE DE LOS PÁJAROS:
Imagen: Miguel Delgado
Al referirme a este animalito, me viene a la memoria un baile campesino que con este nombre era conocido en los llanos de Guárico. Varios movimientos tan vistosos como los de la misma tigana lo componían; uno de aquellos era aquel en que las mujeres, tomando la cola de la larga y ancha falda a determinada altura la desplegaban en el momento que inclinaban el tronco airosamente a uno y otro lado, haciéndolo idénticamente igual a esta ave cuando está en celo.
Algunos movimientos de la danza guajira llamada chichamaya tiene parecido con algunos de los movimientos de la tigana.”
“No debemos olvidar que dado su temperamento, a ellas les agrada la soledad. Su hábitat está a orillas de los ríos, caños, lagunas, etc. Pocas veces se les ve en bandadas y muy pocas también en parejas.

En las orillas del caño Guariquito, cerca de Santo Cristo, pude ver una vez una bandada de tiganas; eran más de cinco; pues conté este grupo sin tomar en consideración otro que se había ocultado tras el tronco de un árbol caído; se veían revolotear sin poderse apreciar cuantas eran, pues el tronco caído impedía verlas en tierra. El espectáculo era bellísimo, ya que las aves se paseaban con donaire en el claro de la montaña, haciendo movimientos tan bonitos que me tendí en el suelo para verlas con mi compañero Félix Miranda, y allí permanecimos largo rato” (….) “ mi amigo sacudió con fuerza su sombrero de palma sobre el suelo y en ese mismo instante todas las aves desaparecen, sin levantar el vuelo no salir corriendo” (…) “ mi amigo, al retirarnos, me dijo que caminara poco a poco detrás de él y que si veía alguna culebra me hiciera la vista gorda. Acercándonos al lugar donde habían ejecutado las tiganas su baile, oigo un sonido semejante a una serpiente cascabel, o mejor, al que emiten las palomas tuctujúas con sus alas al levantar el vuelo (…) por tal motivo salto a un lado viendo muy cerca de Miranda una culebra jabada que sacaba y escondía la cabeza. Me detuve en seco y tiré de mi compañero hacia atrás, advirtiéndole el peligro, éste me obedeció y me dijo que fuéramos por los caballos, pero antes de alejarnos , me dijo que observara de nuevo, y moviendo la hojarasca cual si fuera un animal corriendo, hizo que las aves levantaran vuelo con tal suavidad que llamó poderosamente mi atención.

“Hace pocos años (….) acompañándome un baquiano indio, (…). Recorriendo un cerro cercano al caserío me señaló una tigana que iba haciendo movimientos muy vistosos al caminar a corta distancia de nosotros sin haber advertido nuestra presencia; el indio se detuvo y me insinuó por señas que lo hiciera yo también. El animalito se movía pausadamente como ejecutando varios pasos de danza; de pronto se detenía y extendía un ala hacia afuera, como queriéndola medir con la pata correspondiente, ejecutando luego lo mismo con la otra ala. De pronto se detenía, recogía las alas y doblaba las patas en forma tan bonita que hoy lamento no haberle tomado algunas fotografías. El indio, una vez terminado el espectáculo y haber levantado vuelo el ave, recogió del suelo algunas piedrecitas y un poco de arena del lugar donde bailó la tigana, llevándoselas a su casa como amuleto de buena suerte.

La tigana es un ave poco común y también poco amiga de vivir cerca del hombre. Prefiere permanecer sola en los parajes antes citados. El campesino la tiene como de buena suerte y le atribuye poderes mágicos debido a la facilidad con que se esconde y adapta al medio donde se halla. Es una especie de garza, con costumbres más o menos iguales a las de la gallineta o la cotara".

Imagen Wikipedi
Tigana (Eurypyga helias) :La tigana, también llamada tepozcalcarau, pavito de agua, ave sol o garza del sol, habita en las regiones tropicales de América. Es un ave esbelta con un andar pausado. Mide de 43 a 48 cm, y tiene un peso de 250 gramos aproximadamente. Pico anaranjado con la base de color negro y el iris rojizo.  El color de las alas es el detalle más llamativo, son de color castaño, amarillo, negro, blanco, oliva y gris con dos franjas castaño y negro; y las despliega en el cortejo. En vuelo, puede verse un ocelo grande y oscuro en cada ala. Los colores luminosos también se usan para sobresaltar a los predadores potenciales. Frecuenta los arroyos de zonas forestales, en zonas no por encima de los 900m
Forrajean solas o en parejas a lo largo de la orilla en busca de cangrejos de río, larvas de insectos, arañas, ranas pequeñas, cangrejos y pequeños peces. Cazan en silencio con los cuerpos inclinados, prestas a capturar la presa con un rápido golpe de pico. Cuando se las molesta se elevan volando a los árboles. Sus vuelos son cortos. El nido abovedado se construye en un árbol. Anida entre marzo y junio del hemisferio norte. Ponen dos huevos grandes de color rosado con manchas oscuras.

Publicar un comentario en la entrada