Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

22 de junio de 2012

Pueblos del Apure Medio: El Setenta


 A El Setenta, ubicado en el municipio Muñoz, a 25 km al este de Bruzual, se lo tragó el tiempo y el monte. Los pobladores de la zona, diseminados en fundos cercanos, en la ribera del río Apure, dicen que el pueblo lo acabó el vómito negro, pero aseguran, hablando en voz baja como si contaran un secreto, que en la zona hay “mucha plata enterrá”. Del caserío quedan algunos restos y unos cuantos ladrillos de la iglesia.” Apure en Cuerpo y Alma

En El Setenta, el 23 de mayo de 1819, se  realizó una reunión patriota trascendental. En ella se decidió  la invasión de la Nueva Granada que terminó con éxito con la batalla de Boyacá, para posteriormente, a los dos años, librarse la de Carabobo, que nos dio la independencia.

El escudo de armas del estado Apure dice: “sobre el sitio sagrado de la desierta  aldea del El Setenta, quedaron decididos los destinos de la América el 23 de mayo de 1819

Argenis Méndez Echenique  refiere que de acuerdo al informe de fray Buenaventura de Benaocaz dirigido al rey de España en abril de 1788, el poblado se fundó en 1787 con el nombre de Nuestra Señora de los Ángeles de Setenta. Su fundador fue fray Cristóbal de Grazalema. El religioso escribe que la aldea tenía “campana, ornamento y vasos sagrados”. En la iglesia de Bruzual, se encuentra una campana y una imagen de Nuestra Señora de los Angeles.
                           
Aparentemente para la fecha de la reunión histórica antes citada, ya la aldea había desaparecido pues los misioneros la habían abandonado por mantenerse fieles al sistema colonial. Un historiador, cuyo nombre no se indica en Apure en Cuerpo y Alma, escribió:

En una choza arruinada de la desierta aldea El Setenta, a orillas del Apure, se decidió la invasión de la Nueva Granada. No había una mesa en aquella choza, ni mas asiento que las calaveras de las reses que para racionar, la tropa había matado no hacía mucho tiempo, una guerrilla realista y que el sol y la lluvia habían blanqueado”

La imagen de la Junta, fue plasmada entre 1888 y 1889 por el pintor alemán Erwin Oecheme en óleo sobre tela de 3.02 ms y se encuentra en custodia de la Asamblea Nacional. Curioso es el hecho que en verdad la pintura representa al Congreso de Angostura, aunque la ambientación natural se asocia más a El Setenta.

En esa reunión estuvieron presentes, entre otros, José Antonio Anzoátegui, Pedro León Torres, Carlos Soublette, Pedro Briceño Méndez, Antonio Rangel, Guillermo Iribarren, Ambrosio Plaza y Manuel Manrique. La junta fue presidida por Simón Bolívar.

Partieron de Mantecal el 27 de mayo hacia Guasdualito. Cruzaron el río Arauca el 4 de junio entrando en territorio granadino. Con todas las dificultades propias de una marcha de 600 km en aquellos tiempos, llegaron finalmente al Tame 1850 soldados y se les sumaron  allí otros 1200.

De allí en una campaña de 75 días, la tropa venciendo  dificultades como atravesar los Andes en el páramo de Pisba, combatió en Gámeza, Pantano de Vargas y finalmente el triunfó de Boyacá el 07 de julio de 1819. El éxito de la campaña, hizo posible los posteriores triunfos de  Carabobo, Pichincha, Junín y Ayacucho, dando así la independencia a Venezuela, Ecuador y Perú.

De El Setenta que estaba  ubicado a unos 50 min de las orillas del río Apure, no quedan ya vestigios. La gente de la zona  señala el lugar donde se erigió la antigua aldea.  Dice Argenis Méndez Echenique que el territorio fue tomado por “terrófagos y latifundistas extranjeros”. No quedó allí ni siquiera un monumento sencillo alusivo a la famosa junta en ese suelo realizada.

Los habitantes de la zona, dicen que Bolívar  cruzó el río Apure, desde Barinas con setenta hombres lo que le dio el nombre a la aldea.

Fuente Consultada: Apure en Cuerpo y Alma
Publicar un comentario en la entrada