Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

11 de agosto de 2014

Pueblos del Apure Medio: San Vicente





Los caminos de San Vicente
eran casi intransitables
aguazales en invierno
polvorientos en verano
o nunca falté a una cita
cuando estaba enamorado
muchas veces los crucé
en ancas de mi caballo
una que otra vez a pié
una que otra vez a nado.

Angel Custodio Loyola
Caminos de San Vicente ( fragmento)


San Vicente es en realidad un caserío a orillas del Río Apure. Algunas versiones, entre ellas la de Marco Aurelio Vila, dice la poblacion se establecíó en 1876, pero Fray Francisco javier Delgado, Vicario Provisional, Misionero Apostólico y Prefecto de la Misión, en informe del 20 de septiembre de 1770, decía que el 1° de mauo de 1751 había tomado poseción de San Vicente de Ferrer. Esta versión se fortalece por el hecho de haber sido ese caserío la cuna del prócer José Cornelio Muñoz.

Durante la Guerra Federal,  este pueblo tuvo importante participación, ya que tuvo mucha actividad. En 1864 se elevó a la categoría de cabecera del Cantón Muñoz y así permaneció hasta 1866, cuando decayó totalmente e incluso en 1934, la Asamblea Legislativa del estado había decretado su extinción legal. Sin embargo, el poblado permaneció y para  1937, fue designado Municipio.

Su Santo Patrono San Vicente de Ferrer,  es un santo vivo para los habitantes del pueblo.  Uno de los testimonios recogidos por Manuel Abrizzo  en su visita al poblado:

“San Vicente de Ferrer es un santo vivo. Antes se escuchaba el ta, ta, ta, ta de cuando cabalgaba por alli montado sobre un caballo blanco con frenos de oro. A veces sobre su pedestal, tiene la mirada directa, en otras ocasiones se le encuentra viendo hacia abajo. Los pobladores ante el pálpito de una crecida, suelen abrirle la puerta de la pequeña iglesia para que el patrono observe las aguas del río Apure a punto de inundar el pueblo. La imagen del patrono epónimo de San Vicente, aparece en el recinto del templo con una bata blanca, una capa azulada y un rosario que le cuelga del pecho. En su cabeza lleva una corona dorada de bordes puntiagudos. Su mirada luce mas rigida en aquel ambiente mudo y solo del mediodía en que llueve sobre el pueblo y las calles están vacías.  Cuenta la señora Santiaga Nieves, encargada de limpiar el templo, que una vez “vinieron unos andinos a buscar la imagen del santo. Lo sacaron de la iglesia, lo montaron en una chalana y se fueron remontando las aguas del rio Apure. Poco después la embarcación se puso pesada y se hundió. Para sorpresa de los vecinos y del grupo de andinos, la efigie fue encontrada en su lugar." 

Iglesia San Vicente de Ferrer
Es una edificación que mide aproximadamente 20 m de ancho por 15 m de fondo. La estructura se compone con techo de acerolit, ventilación de bloques huecos y piso de cemento pulido. Su fachada se compone de dos torres con aberturas centrales, una cruz de hierro en su centro, un campanario y su puerta principal de hierro de dos hojas.  La iglesia ha sido remodelada en dos ocasiones; se considera una obra arquitectónica valiosa históricamente ya que nació de la mano de los mismos
pobladores de San Vicente.

Museo de Arqueología: 
En San Vicente cuenta con un museo arqueológico ubicado en la casa de uno de sus vecinos.Es una de las casas más antiguas del poblado San Vicente. Es una edificación de bahareque, puertas y ventanas de madera, con piso de cemento, ubicada en la calle El Río. Allí se conservan numerosos objetos, cerca de 3000 al cuidado de Juan Francisco Parra. Entre la colecciónse hallan fragmentos originales hechos a manos, extraídos en excavaciones en el año 1920. Según su custodio algunos de estos hallazgos datan de 1730 aproximadamente. Pueden observarse que son de diversos tipos de piedras, arcilla y barro. Otros objetos encontrados en esta colección son tinajas, jarrones, vasijas de todos los tamaños y dimensiones, rostros de las diferentes etnias, objetos con forma de cabezas, caras, huesos humanos y variadas figuras. Estas piezas están ubicadas en vitrinas y estantes. El responsable del museo conserva un libro de registro de visitantes al museo desde el año 1990.
Publicar un comentario en la entrada