Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

14 de agosto de 2014

Tres Historias del Apure Legendario


El Apure Legendario....Apure transmite algo especial cuando se muestra en toda su inmensidad, cuando se  ve su  increíble cielo estrellado, cuando el sol imponente  sale, llega al cénit o se oculta sobre la infinita llanura. Apure está lleno de leyendas, historia,  de un pasado glorioso y de personajes  inolvidables en las distintas ramas  del quehacer de los pueblos.
Queremos en el marco del mes que hemos dedicado a este estado, recordar algunos hechos relevantes que se  fueron convirtiendo en leyenda,  pues  siempre hemos pensado que  la identidad de los pueblos se desarrolla cuando se conoce su historia. Pasamos sin más a recordar los tres primeros que han sido tomados del libro "Lecturas del Apure Legendario", de nuestro amigo y colaborador Franco Castillo

La Lancha Roma:  Acontecimiento que dejó un triste recuerdo en los habitantes de San Fernando, ya que significó la muerte de varios ciudadanos. Ocurrió en noviembre 1917, cuando  Don José Salerno,  conocido sanfernandino,  realizó una fiesta en Puerto Miranda para celebrar la venta del hato con ese nombre que le había hecho otro conocido ciudadano del pueblo  llamado  Fabian Michelangelli.  No existía para ese entonces el puente María Nieves, y  los asistentes a la fiesta regresarían a San Fernando como una atracción adicional, a bordo de la lancha Roma.
A eso de las 5 pm,  unas 22 personas subieron a la lancha para atravesar el río Apure, todos conocidos y de renombre en el pueblo.  Aparentemente por una maniobra violenta del operador en el medio del río, la lancha naufragó. Algunos pudieron salvarse, sin embargo otros, entre ellos el propio José Salerno y sus tres hijas fueron arrastrados por la corriente  y fallecieron. Cuentan que se les encontró muy  lejos de San Fernando  todavía abrazados.

La Jumacera:  En otra entrada contaremos la versión de Julio César Sánchez Olivo sobre este hecho. Fue por 1926, en un verano intenso donde la sabana ardió por los cuatro costados producto de los incendios naturales y los provocados. Ese año quedó como una referencia de tiempo: antes de la jumacera o después de la jumacera y se acentuó mas el fenómeno porque coincidió con el paso del profeta Enoch. Cuenta Cabrera Sifontes en su libro titulado precisamente El Profeta Enoch, que no se veía más arriba de un metro sobre el suelo, el sol aparecía rojizo y semi oculto en ese extraño humo.
Cuenta también Franco Castillo Serrano que  el extraño fenómeno cesó al  caer las lluvias, sin embargo aparecieron otros graves problemas en Apure como por ejemplo una peste que atacó el ganado, dejando millones de cadáveres y quedando  afectadas las pocas vacas que sobrevivieron que estuvieron abortando sus crias por dos años.

La Langosta: Esta plaga ha pasado varias veces por Apure. Como referencia mas remota se conocen las de los años  1812 y 1882. Posteriormente, en 1886, una tercera plaga de langosta cayó sobre Barinas y Apure. En 1909 nuevamente los llanos fueron invadidos por torbellinos de langostas que permanecieron hasta comienzos de 1910.
Julio César Sánchez Olivo relata que en 1916 Apure presenció una vez mas la “visita” del indeseable  huesped en tal número que oscurecían el sol, haciendo estragos en los sembradíos, árboles y vegetación en general.


ENTRADAS RELACIONADAS
 


Publicar un comentario en la entrada