Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

20 de mayo de 2010

Bailando Joropo Sabanero

Se cree que el baile de joropo llegó a Venezuela de allende los mares y tuvo su origen en el baile flamenco, y con el tiempo se introdujeron modificaciones que le dieron características propias, convirtiéndose en el baile por excelencia que identifica al llanero venezolano.
Es un baile folklórico, alegre, rápido, entusiasta y enérgico. La característica principal del baile, es el zapateo que realiza principalmente el hombre al compás de la música.
Se desarrolla en pareja, donde el hombre se muestra altivo, gallardo, fuerte, llevando el dominio y control del baile y por ende de la mujer, a quien lleva tomada de ambas manos. 
El baile consta de diversas figuras inspiradas en la naturaleza, que llevan distintos nombres dependiendo del sitio donde se desarrolle. Sobre este particular, es importante destacar, que el joropo como música y baile se practica igualmente en las llanuras de Colombia, por lo tanto podemos encontrar dos o más nombres para una misma figura.
En el desarrollo del baile, el hombre lleva la iniciativa determinando las figuras a realizar, y la mujer lo sigue. Es un baile, que podria decirse de contacto mínimo, pues la pareja mantiene  sus cuerpos muy separados, tomados de las manos  o en posición de vals. El baile requiere bastante desplazamiento  y espacio en la pista. El hombre se muestra fuerte, vigoroso, rápido, enérgico y la mujer erguida, digna, diestra, hábil, liviana, tan liviana que en las vueltas parece que flotara entre las ondas de su vestido.
El baile como tal, refleja una sincronía total en la pareja, pues los pasos del hombre son  muy distintos a los de la mujer, pero se complementan y armonizan, representando faenas llaneras, o simplemente conductas o características de animales o hechos de la naturaleza.
Nos hemos acostumbrado a visualizar como joropo a una pareja zapateando en alpargatas, con una mujer agitando una falda floreada. Sin embargo, el baile va mas allá, un joropo bien bailado tiene alma, y se puede catalogar, sin miedo a equivocarse, como un arte.
El hombre hace gala de su galantería al acercarse a la mujer para invitarla a bailar, inclinándose ante ella y quitándose el sombrero. Después la lleva a la pista, le da una vuelta y empiezan a bailar, con sus cuerpos erguidos y mirándose a los ojos. El hombre puede inclinarse un poco al momento de zapatear, pero la mujer se mantiene derecha, moviendo las piernas, casi sin mover el torso. La mujer se limita a seguir las habilidades que muestre el hombre en el desarrollo del baile, pero sin dejar de demostrar las propias que contribuyen a darle mayor lucimiento al baile. Al finalizar el baile, el hombre caballerosamente debe llevar a la pareja al sitio donde la sacó.
Hemos decidido aventurarnos a desarrollar el baile de joropo como un tema adicional y específico en este Blog, con la intención de ir explicando las figuras mas comunes, incorporando, de ser posible, videos demostrativos.
Para empezar el tema, adjuntaremos un video filmado en un festival, el cual entusiasma de sólo verlo y donde los bailadores hacen gala de gran cantidad de figuras, permitiendo comprobar el arte que existe en nuestro joropo.



Publicar un comentario