Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

21 de octubre de 2012

Corozo Pando y la Historia de sus Quesadillas

En visita reciente a tierra guariqueña, y mientras degustábamos una deliciosa quesadilla acompañada de una refrescante e igualmente delicisiosa  avena fria, conversamos con Don Pablo Fernández, en la famosa Panadería y Lunchería Naycar, punto obligado de los viajeros de ese sector.

Nos sacó Don Pablo, un maravilloso libro llamado GUÁRICO, cruce obligado de caminos, impreso en el 2007 y ya un poco deteriorado por el uso,  donde Manuel Abrizo plasma crónicas de los distintos pueblos del estado Guárico. Toda una joya de  colección,  hoy dificilmente ubicable ya que fue una edición limitada. En dicha obra, se nos cuenta la historia de las Quesadillas de Corozo Pando, tradición bastante antigua de la zona.

Así pues, tomando fragmentos del contenido del libro que obtuvimos fotografiando algunas páginas,  y el testimonio de Don Pablo, les ofrecemos a continuacion algo de la historia de este lugar.

Nos cuenta Don Pablo:

"En el año 1930, de la ciudad de Villa de Cura, viene el padre de la Quesadilla que se llamó Santana Mendoza. Él se vino, acompañando un arreo de caballos y se queda aquí en Corozo Pando, que en ese tiempo, donde está la bomba de gasolina y el comercial, todo era puro corozo. Esto era un paradero, cuando traían ganado de San Fernando de Apure, ellos pernoctaban aquí, en la Fe, para seguir al día siguiente rumbo a Calabozo, que de aquí a Calabozo a pié duraban 3 días.
La Fe fue de Don Jose Vicente Azopardo, el abuelo de Corina Azopardo, aquella artista que trabajó en Venevisión en las Amazonas. 
Don Santana trabaja 3 años con Jose Vicente Azopardo,   quien como regalía le da un terreno de 2.5 hectáreas  (en frente de la panadería). Allí él monta un negocito que se llamó La Argentina. 
 Esto era el camino real que venía de San Fernando de Apure, a Camaguán. Las primeras quesadillas las sacó en el año 1938, a centavo cada unidad. Luego le traspasa la receta a mi esposa Juana del Carmen Lemos, que le dicen “La Reina de las Quesadillas”.
Posterioremetne el señor muere en Villa de Cura pero queda la tradición aquí en Panaderia y Lunchería Naycar, que es donde se consiguen las verdaderas quesadillas en toda Venezuela."

A su vez, nos relata Manuel Abrizo en el libro antes señalado, refiriéndose a Santana Mendoza y su esposa Mercedes:_

"Nadie en Corozo Pando puede responder con certeza si la quesadilla fue invento de Doña Mercedes y de su esposo, o si trajeron la formula de otra parte.  Pablo Fernández señala que en los primeros tiempos las quesadillas se elaboraban con harina de trigo, papelón y miel, queso y huevo. Actualmente se elaboran con harina de trigo, levadura fresca, huevo, queso, azúcar, anís dulce en grano y líquido.

A Juana del Carmen Lemos, esposa de Pablo Fernández le dicen “La reina de las Quesadillas”, ya que las suyas son las más solicitadas por los viajeros. Desde hace años las elabora en jornadas mañaneras en las que participan sus hijos y sobrinos. La pareja montó la “Panadería y Lunchería Naycar”. Allí en hornos modernos se elabora la quesadilla, además de besitos de coco y panes de diversas variedades: el pan caimán de Corozo Pando (relleno con mermelada de guayaba y fruta confitada), el caracol chino, el pan de crineja, el pan de piquito. 

La panadería está ubicada del lado derecho en dirección a San Fernando. Carmen Lemos acostumbraba acompañar de niña a su abuela Lucrecia Alvarado de Ceballos, quien para ese entonces trabajaba en el negocio de Santana Mendoza. Allí su abuela hacía quesadillas y empanadas, preparaba almuerzos y desayunos y ella lavaba las bandejas y raspaba las ollas. Su abuela le transfirió la receta de las quesadillas, que había aprendido con Mercedes Santana, además de los secretos de la preparación del gofio y el pan de horno. El padre de Carmen Lemos, don Ramón Lemos, le vendía el queso a Santanita.  Don Ramón Lemos fue un llanero de fama en Corozo Pando. Su hija Carmen, lo recuerda con veneración. Era un hombre sin ningún tipo de estudio que habia desarrollado su propio método para sacar cuentas sin errar el cálculo. Semanalmente le traía 100 a 150 kilos de queso a Santanita. Vendía reses y cochinos. Como buen llanero vestía de liquiliqui, sombrero pelo e guama o de palma, alpargatas.
 Como arriero trasladaba ganado desde la Unión, en Barinas, Calabozo, El Sombrero. Era muy buen jinete y domador de caballos. “A mi padre no se le caía un lazo al suelo”, señala Carmen Lemos. Ramón Lemos enseñó el trabajo de llano a Juan Moreno “El me enseñó a arriar ganado. Yo le decía Tío. Cada vez que salía viaje para Calabozo, llegaba y le decía a mi madre María: déme el muchacho para llevármelo. Yo me ponía bien alegre porque iba para Calabozo. Recogía mi maleta, desamárraba mi caballito y nos íbamos. Con siete u ocho llaneros llevábamos 150 a 200 novillos. Me enseñó a enlazar, pastorear y tumbar toros bravos. Corozo Pando siempre ha sido un lugar de paso, ha cambiado mucho: hoy es casi un pueblito” .

A nuestra pregunta sobre el nombre del lugar,  nos responde Don Fernando:

"Todo esto era puro corozo. Los corozos se tumban porque viene la maquinaria, el progreso, la construcción de esta carretera nacional. Llega aquí en el año 1958 con la apertura de la represa de Calabozo. Los corozos que habian aquí todos fueron  tumbaos, fueron deforestaos. 
¿Porque se le dice Corozo Pando? El nombre es Corozo, pero a la altura de 20, 25 metros, él se pandea, él toma una curva, tomando un ángulo de 60, 70, 80 grados y por eso es que se le dice Corozo Pando"


PALMA COROZO (Acrocomia sclerocarpa
El Corozo es una palma de unos 15 m de alto, muy espinosa, con la hoja más joven de unos 80 -100 cm., erguida en forma de espada que sobresale en medio del conjunto de hojas. Su fruto es un "coquito" de unos 4 cm de diámetro muy apetecido por el ganado que sirve de agente dispersor. Es una palma característica del alto llano occidental por lo que unos 44 pueblos llevan el nombre de Corozo o de sus derivados, en los estados Cojedes, Guárico, Portuguesa, Apure y Barinas: Corozo, El Corozo, Corozo Pando, Los Corozos, Corocito, Corozal y Corozalito. Los más nombrados en el llano son Corozo Pando en Guárico y Corocito Varguero en Barinas, este último inicialmente fue un Hato con alta producción de ganado y de quesos por lo que alcanzó renombre; allí vivía la Catira de marmoleño color que inspiró a Loyola para componer su afamado pasaje. Fitotoponimia Llanera. Omar Carrero.

El Hato La Fe,  constituye hoy un interesante lugar para visitar, su dueña, Sorelia Franco, ofrece además de una atención esmerada, una agradable estadía en una casa muy bien acondicionada y paseos en los alrededores, entre los que se cuentan: navegación por el estero ( río Portuguesa), para ver las toninas, visita a Masaguaral,  hato preservador del caimán del Orinoco, visita al Caserío La Negra, para ver la preparacion de Casabe y Naiboas, visita a fincas cercanas para participar en el ordeño y ver la elaboracion del queso llanero, paseos a caballo, entre otros.  Estos paseos permiten además conocer, respirar  y apreciar la fauna y flora del  llano.
Publicar un comentario en la entrada