Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

15 de marzo de 2010

La Doma

Imagen tomada de Por Los Llanos de Apure
Amansar un caballo que solo sabe de libertad a través de su inmensa llanura, es algo que me costará explicarte….Imagínate un corcel indómito, que nunca ha llevado nada encima y de pronto alguien quiere montarlo, dominarlo. El jinete no tiene de donde agarrarse, a menos que sea de las crines del potro.
El animal al sentir el peso empieza furioso a corcovear, es decir, a doblar el lomo para echar tierra al jinete; manotea desesperadamente, se encabrita y pone en juego todo su salvajismo para derribar al que ha osado montarlo.
Y mientras ejecuta todos esos violentos movimientos, inteligentemente va tomando la llanura, allí donde él es el rey. Porque si logra tumbar a su adversario, volverá a reunirse a la madrina de mostrencos o galopará a todo lo ancho de la sabana, relinchando de placer, orgulloso de su preciosa libertad.
Pero si el que lo monta es un buen jinete, si es un llanero con guáramo, dejará que el caballo corra a capricho, piafe o se yerga sobre los pies……la bestia cederá a la inteligencia y la fortaleza del hombre, y ambos bañados en un solo sudor, se dejan llevar hasta el corral.” Vinicio Romero Martínez

La doma de un caballo requiere maña y fuerza. Los caballos son inteligentes y se protegen dentro de la madrina o huyen al adivinar las intenciones del domador. Un caballo libre es arrogante, imponente, soberbio y cuando es domado, acepta la superioridad de quien lo jinetea, pero con dignidad.

"   Y allí mismo estuvo el alazán atrincándose el nudo corredizo. María Nieves y Venancio se precipitaron a echarle las marotas y con esto  y la asfixia del lazo, el mostrenco se planeó contra la tierra  se quedó dominado y jadeante.
Puesto el tapaojos y el bozal y abrochadas las sueltas y la manea, dejáronlo enderezarse sobre sus remos y enseguida Venancio procedió a ponerle el simple apero que usa el amansador. El mostrenco se debatía encabritándose, y cuando comprendió que era inútil defenderse, se quedó quieto, tetanizado por la cólera y bañado en sudor, bajo la injuria del apero que nunca habían sufrido sus lomos"
...... ."   y saltó sobre la bestia indómita, que se arrasó casi contra el suelo al sentirlo sobre sus lomos."
..."-¡Denme llano!
...."  Pajarote y María Nieves dejaron libre la bestia, abriéndose rápidamente a uno y otro lado. Retembló el suelo bajo el corcovear furioso, una sola pieza, jinete y caballo, se levantó una polvareda y aún no se había desvanecido cuando el ya el alazán iba lejos, bebiéndose los aires de la sabana sin fin"  Rómulo Gallegos

 Queremos complementar esta entrada con un video casero que tomamos en Corozo Pando, El  caballo que se está domando se ha "trochado" 3 veces ya (se ha montado), por lo que ya no presenta tanta resistencia. Sin embargo me gusta la forma como el vaquero realiza toda la preparación previa:

Publicar un comentario