Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

22 de diciembre de 2011

Melcocha

La melcocha es una dulzura de antaño, recuerdo que era un placer saborear ese dulce divertido pues se estiraba a voluntad. En algunos pueblos del interior del país pueden conseguirse aún envueltas en  su papel celofán. A continuación una receta de este dulce tradicional, que como comentamos en la entrada relacionada con las navidades en guayabal, se consumía luego de las misas de aguinaldo.

Se enmantequilla muy bien una bandeja y se reserva. Aparte se pone a cocinar 1/2 kg de papelón con 1 taza de agua hasta que tenga punto de bola, más o menos por media hora. Luego se coloca  en una capa fina sobre la bandeja. Se deja enfriar un poco y con las manos cubiertas de aceite y el papelón todavía caliente se estira con las manos repetidamente y se tuerce hasta que se blanquee y se ponga cremosa. Se va cortando y se colocan en una bandeja con harina para que no se peguen. Luego pueden envolverse en papel celofán.
Para que queden de dos colores, pueden combinarse dos porciones donde una haya sido menos estirada que la otra.
Publicar un comentario en la entrada