Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

15 de julio de 2010

El Ánima Sola

Esta leyenda tiene su asiento en varios lugares de nuestra Venezuela y como todas las leyendas, tiene varias versiones. En Calabozo tiene su ubicación en un chaparral cercano a la Laguna de El Vicario. Parece ser que es el ánima  de una mujer de aquellas que acompañaban al Ejército Libertador por los caminos ensangrentados de la guerra. Recibió una descarga enemiga cuando se encontraba cerca de un chaparro allí fue enterrada.

Las imágenes la muestran como mujer joven, cabello largo, encadenada y cubierta de llamas del purgatorio. Esta imagen debe tener más que ver con la versión bíblica de su historia, según la cual, cuando Jesús fue crucificado, ella le llevó agua a los dos ladrones crucificados a sus lados, sin darle a Jesús, por lo cual quedó condenada. Estas versiones, no cuentan con un soporte confiable, siendo producto de la historia contada generación tras generación.

Para ambos casos, la leyenda habla de un ser errante y atormentado cuya aparición es benéfica, pero que aterroriza a personas que han actuado mal.

Sin embargo para muchas personas, el ánima sola es mas bien benefactora, lo cual lo podemos apreciar en el poema de De Armas Chitty, ya colocado en este Blog: Romance del Ánima Sola,

Alberto Arvelo Torrealba, también escribió un poema al cual Antonio Estevez le puso música de Tonada. Lo curioso y resaltante es que buscando el audio, encontré muchísimos videos en youtube, todos interpretados por corales, y lo mas sorprendente y digno de orgullo nacional, es que la mayoría, pertenecen a corales extranjeras. A pesar de ésto, no incluyo ninguno en esta entrada, pues no conseguí alguno que se entendiera claramente la letra, sin embargo, el poema de Alberto Arvelo es el siguiente:

Con el silbo y la picada
de la brisa coleadora
la tarde catira y mora
entró al corralón callada
La noche, yegua cansada,
sobre los bancos tremola
la crin y la negra cola
y en su silencio se pasma
tu corazón de fantasma
Mata del ánima sola.

Campo de emoción serena:
si en tu quietud todo es viaje
¡Que luz tendrá tu paisaje
cuando se alivie esta pena!
Cruzó la garza morena
sobre el palustre letargo,
y cuando aquel sino amargo
cayó sobre tus retiros,
alas fueron tus suspiros
Boquerón de Banco Largo


Un claro recuerdo lija
la plata en que me deleito:
por cada amago de pleito
me mandabas la sortija.
Mi caballo y mi cobija
aún saben camino y hora.
Malhaya quien se enamora
cuando lo matan de veras
te dije que no dijeras,
Ya podrás decir ahora.

Mata de copas añejas
donde el sol se desmenuza,
por entre tus ceibos cruza
sombra de aciagas consejas.
Refugio de alas y quejas
que abrigas en dulce amparo
el dolor del taro-taro,
bajo tu paz me aquerencio
y estoy soñando en silencio
aqui durmió Cantaclaro

Publicar un comentario