Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

8 de julio de 2010

El Llano Venezolano fué mar

Aunque parezca imposible por su ubicación geográfica actual, el llano venezolano fue antiguamente mar. Los cambios morfológicos de la tierra en épocas antiguas, provocaron que el mar se retirara y se conformara una geografía totalmente distinta.
Geológicamente hablando, los llanos como tal son relativamente jóvenes, se estima que tienen menos de 10.000 años. Se formaron a partir de un geosinclinal (movimiento vertical de la corteza terrestre) entre el Macizo Guayanés y el Altiplano de los Andes, que ocasionó la elevación del norte montañoso presuntamente en el Terciario. De allí que el suelo en los llanos es arenoso y podemos encontrar todavía entre la arena, vestigios de conchas de animales marinos.
El suelo del llano es producto de los sedimentos provenientes de la erosión de los Andes y la cordillera de la Costa, y por supuesto los sedimentos dejados por el mar. Durante los movimientos de la corteza terrestre durante el Terciario, la región hoy denominada como los llanos, sufrió una serie de movimientos de la superficie de la tierra hacia abajo, formando mayormente planos aluviales. Se dice incluso que la deposición sucesiva de sedimentos provenientes de los relieves aledaños, originó la desecación del mar interior que se encontraba al norte del Macizo Guayanés.
A pesar de la variedad en la topografía de los estados llaneros, podría decirse que el perfil general es plano con una inclinación menor a 1% hacia el este. Sus suelos, por los motivos antes señalados, son en su mayoría pobres en materia orgánica, cubiertos de gramíneas de escaso valor nutritivo aunque se tiene también áreas con suelo mas rico en el que se asientan bosques.
Son muy frecuentes en verano los incendios de la llanura, sin embargo, el llanero acostumbra igualmente provocarlos para conseguir el retoño de hierbas, cuyas juveniles cepas, come el ganado.
Sin embargo, este procedimiento ha traído nefastas consecuencias al suelo llanero, pues aunque se resuelve momentáneamente el problema de la alimentación del ganado, el fuego empobrece mas y mas el suelo, acentuando la escasez de pastos blandos e impidiendo la regeneración del suelo como tal.
En una entrada posterior, desarrollaremos un poco mas este tema, de acuerdo al enfoque de Francisco Tamayo.
Fuentes consultadas: fudena.org, 
                               Ine .gov.ve, 
                               Los llanos de Venezuela- Francisco Tamayo.
Publicar un comentario en la entrada