Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

30 de mayo de 2016

San Fernando Rey: Patrono de la Capital del Estado Apure


Cada 30 de mayo se celebra en San Fernando de Apure el día de su Santo Patrono, San Fernando Rey. Las fiestas patronales se  inician aproximadamente 1 semana antes con actividades religiosas y recreativas.  Una de las manifestaciones mas tradicionales son las Calendas de San Fernando, las cuales describiremos brevemente en otra entrada. Hoy iniciaremos las fiestas con una narrativa del profesor  Hugo Arana Páez, referente a la historia del patrón de San Fernando de Apure

 Publicada originalmente el 09/10/2012
 
San Fernando Rey: Patrono de la Capital del Estado Apure

Hugo Arana Páez

El español cuando fundaba pueblos lo hacía generalmente a las riberas de los ríos; tenía arraigada la concepción del proverbio chino: los ríos son los caminos que andan, por cuanto, las vías fluviales garantizaban las comunicaciones y el alimento de las nacientes poblaciones. 

En ese sentido, Fernando Miyares González, fundó el 28 de febrero de 1788 en la confluencia del Apure, Portuguesa y Guárico, la Villa del Paso Real de San Fernando de Apure. Siendo desde entonces su santo patrono, el Rey de Castilla y León, Fernando III. Por lo tanto, en este trabajo se intentará aproximarse a lo que representa para los sanfernandinos, su patrono, San Fernando Rey. 

 La primigenia catedral de la ciudad: 
 Según las Leyes de Indias para la fundación de pueblos; exigían diagnosticar previamente la situación geográfica del terreno donde se iba a hacer la fundación, la cual, en este caso, resultó ser la más favorable, y así se procedió El 28 de febrero de 1788. … “Elegido el sitio que pareció más ventajoso para fundar la población, procedió el expresado Señor Comandante personalmente y usando de los instrumentos necesarios a demarcar la Plaza Mayor (hoy Plaza Bolívar), calles, solares para iglesia (la primigenia iglesia catedral la estableció Miyares en el ángulo Sureste del cruce de las actuales calles Simón Bolívar y Madariaga), Casa Real y de vecinos con exacto arreglo a las leyes del título siete, libro cuarto de la Recopilación de Indias”… (1). 

El Estado Apure pertenecía a la Diócesis de Caracas hasta mediados del año 1862, año en que pasó a formar parte de la Diócesis de Calabozo. En la segunda iglesia o Fonsequera se enterró al pie del altar mayor un pequeño cofre con tierra del sitio donde se libró la batalla de Las Queseras del Medio. En su torre había un pararrayos, un campanario y tres enormes relojes de aproximadamente un metro de circunferencia que le fueron instalados en el año 1917, donados por la Colonia Siria residente en San Fernando. La antigua sede construida por el Presidente del Estado Apure, el General Raimundo Fonseca, fue derrumbada en el año 1958, para iniciar la construcción de la moderna edificación que hoy se conoce como catedral de la ciudad. La construcción de la vieja iglesia Fonsequera fue iniciada el año 1850 e inaugurada su nave central la noche del 15 de diciembre de 1875, con el propósito de celebrar la primera misa de aguinaldo, siendo el cura párroco (interino) el Presbítero José María Ortega. Fue en el año 1877 cuando la ciudad estrena su hermoso templo con tres naves y una hermosa decoración interior. 


La estatua del patrono de la ciudad, el Rey de Castilla y León, Fernando III (1199- 1252):
La imagen de San Fernando, situada en la Avenida Caracas, cruce con Paseo Libertador, fue obra del apureño Wascar Jaspe y representa a un rey medieval, empuñando una espada en la mano derecha y un globo terráqueo en la izquierda. Este personaje se llamó Fernando III, Rey de Castilla y León y quien viviera entre los años 1199 y 1252. Era hijo de Alfonso Noveno de León y la reina Berenguela de Castilla, apenas llegaba a los 18 años cuando fue investido Caballero y por su fe, él mismo se consideró Caballero de Cristo. Durante su reinado, Fernando III unió las coronas de Castilla y de León y reconquistó casi toda Andalucía y Murcia. Asimismo se distinguió como modelo de gobernante, ejemplar esposo y respetado padre de familia. Solo actuó en guerra bajo la razón de la Cruzada Cristiana. Devolvió la paz a sus estados e impartió en ellos la justicia. Concedió perdón a los vencidos y con su ejemplo conquistó los corazones de aquellos que ya había dominado, logrando que algunos príncipes y reyes moros se acogieran a la fe cristiana. Según refiere Carmen Beatriz Estrada, el Santo Patrono de la ciudad, fue un laico que poseía virtudes que le merecieron ser santificado. …“La Humildad, la paciencia, la gentileza, la justicia y la honestidad fueron su guía, lo que no le impedía, actuar con severidad. Robusteció la vida municipal y redujo al límite las contribuciones. Como gobernante, acostumbraba recibir y escuchar personalmente a todos quienes a él se dirigían. En su preocupación por la educación creó la Universidad de Salamanca. Construyó alrededor de dos mil iglesias, como las catedrales góticas de Burgos, Toledo, León, Osma, Palencia"… (2) Solo contaba veinte años cuando se casó con Beatriz de Suabia, princesa alemana con quien tuvo siete hijos varones y una hembra. Al enviudar, se casa por segunda vez con la francesa Juana de Ponthie, con quien tuvo cinco hijos. 

Orígenes de la imagen del Patrono Fernando III:
Fernando Miyares al fundar la ciudad, ofrece donar a la villa, la primera efigie del santo, al igual que lo necesario para la iglesia. Lamentablemente esta primera estatua no se conserva, pero una segunda y muy hermosa traída de España en el año 1935 presidió la catedral hasta el año 1959, cuando irresponsablemente, al ser demolido el ancestral templo Fonsequero, fue lanzada junto con los escombros a una de las veredas de la Plaza Bolívar. 

 En el año 1993 se construyó en el cruce de la Avenida Caracas y Paseo Libertador, una plazoleta donde destaca la hermosa y emblemática imagen del Santo y en la que se invoca su protección; por cierto, su mirada está dirigida hacia la entrada de la ciudad, posiblemente en señal de darle la bienvenida al visitante. Este icono de la capital llanera es obra del artista apureño Wascar Jaspe. … “Wascar Alejandro Jaspe, dibujante, pintor y escultor, quien nació en San Fernando de Apure el 12 de agosto de 1959”… (3) Fue elaborada en tres partes en un taller acondicionado en la casa de su padre. Al estar listas las tres piezas, fueron trasladadas al lugar donde hoy se halla; allí fueron ensambladas cuidadosamente, bajo la dirección personal del escultor, quien además ha engalanado a la ciudad con otras valiosas esculturas. … “Algunas de sus esculturas exhibidas en sitios públicos apureños son: Homenaje a San Fernando Rey, Avenida Caracas cruce con Paseo Libertador, 1992”… (4) 

Bendición de la imagen en la Avenida Caracas:
Esta efigie fue bendecida por el obispo de la Diócesis de la ciudad, Monseñor Mariano Parra Sandoval, el 30 de mayo de 1995, fecha aniversaria del Santo Patrono. Allí estuvieron representantes de la Universidad Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora (UNELLEZ), de la Asociación de Escritores de Apure, del Ateneo de San Fernando, de la Fundación Ecológica Doña Bárbara, del Consejo Regional de la Paz (Profesor Edwin Madrigal), conjuntamente con la comunidad del Liceo Lazo Martí y de la Biblioteca José Manuel Sánchez Osto. 

Estatua del Santo Patrono San Fernando en la antigua iglesia catedral:
 En la vieja catedral de la ciudad, se hallaba una escultura del Santo Patrono; la misma tenía una altura de un metro veinte centímetros y fue traída de España el año 1935. Esta imagen fue esculpida en hermoso granito blanco; llevaba en la mano derecha una espada apuntando hacia abajo y en la izquierda una hermosa bandera. Siendo obispo Monseñor Ángel Polachini; lamentablemente, cuando se inician las obras de la nueva catedral la efigie es tirada junto a los escombros en la vereda de la Plaza Bolívar, que se halla frente a la iglesia. …“El primero de julio de 1959, se inició la demolición de la Iglesia Catedral de San Fernando, siendo para ese entonces Gobernador del Estado, el Señor Rafael Ángel Castillo”… (5)

A pesar que la feligresía reclamaba la afrenta a la imagen, la misma permaneció abandonada en ese promontorio de escombros y basura varios días, a la vista de todos los sanfernandinos. Fue el odontólogo Ítalo Decanio, quien tomó la iniciativa de contratar a dos obreros de la empresa Constructora Cointuca, para que la recogieran y la embarcaran en la parte trasera de su jeep, para él resguardarla en su residencia. Quince años más tarde (año 1972), Decanio invita a un representante de la iglesia a su casa y le narra lo acaecido con la santa efigie. En esa reunión le propone a la autoridad eclesiástica, construir un nuevo pedestal para colocar la escultura en la actual catedral. Desdichadamente transcurrieron los años y la estatua aún permanecía en el domicilio del odontólogo. 

En ese ínterin, había que podar un enorme árbol, que amenazaba con caerle encima al Santo. Pese a los cuidados con que se realizó la poda, una rama cayó sobre la escultura y la rompió en varias partes, las cuales fueron recogidas y depositadas en la casa curial hasta mediados del mes de septiembre del año 1994, de donde misteriosamente desaparecieron. 

La imagen y las equivocaciones del artista: 
Según el investigador Argenis Méndez Echenique,  fue un error del escultor haber colocado en la mano izquierda del Santo Patrono un globo terráqueo, por cuanto, para la época en que le tocó vivir a Fernando III (1199-1252), no se había comprobado la redondez de la tierra. El descubrimiento de América, fue un relevante hecho histórico que entre otros beneficios para la humanidad, permitió comprobar esta verdad. La llegada de Colón a América se realizó el 12 de octubre de 1492, doscientos cuarenta años después de haber fallecido Fernando III, rey de Castilla y de León. Es decir, que este soberano falleció sin saber que la tierra era redonda. Otra cuestión fundamental en torno a esta imagen, es que al pie de la misma no se colocó una placa o ficha técnica, que indique el nombre de la obra, qué representa, el nombre del autor, la fecha en que se instaló y algunos otros datos históricos y técnicos (altura y material con que se elaboró, etc.). 

 CITAS AL PIE DE PÁGINA 
 (1) MÈNDEZ ECHENIQUE, Argenis Historia de Apure, Pág.123. 
(2) ESTRADA, Carmen Beatriz, San Fernando patrono de la ciudad, Pág. 7. 
(3) LARES BOLIVAR, Elisur Algunos artistas plásticos apureños, Fundación Museo de la Cultura de Apure, Editorial Imprezzo, Valencia, 2006, Pág. 133. 
(4) Ob. Cit. Pág. 133. 
(5) OVIEDO MONTOYA, Ramón Sabaneando mis recuerdos, Pág. 172. 

BIBLIOGRAFÍA: 
CASTILLO SERRANO, Franco El Último violín, Págs. 287. 
DECANIO, Edgard Repuntes II. El San Fernando de ayer, 
CONAC, Fundación Cultural Ítalo Decanio D´Amico, Consejo Nacional de la Cultura, Editorial Lithobinder. Caracas, 2005, Págs. 349. 
ESTRADA, Carmen Beatriz, San Fernando Patrono de la Ciudad, Págs. 24. 
LARES BOLIVAR, Elisur Algunos artistas plásticos apureños, Fundación Museo de la Cultura de Apure Antonio José Torrealba, Editorial Imprezzo CA,, Valencia, 2006. Págs. 233. 
MÈNDEZ ECHENIQUE, Argenis Historia de Apure, Fondo Editorial Otomaquia, Caracas, 1998. Págs. 294. 
Enderezando entuertos, Articulo de prensa. 
OVIEDO MONTOYA, Ramón Sabaneando mis recuerdos, Gamevial, Valencia. 2006. Págs. 267. SÁNCHEZ, Julio César Crónicas de Apure. Colección El Libro Menor, Número 125, Academia Nacional de la Historia, Caracas, Págs. 210.
Publicar un comentario en la entrada