Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

11 de noviembre de 2012

Refranes

La sabiduría de los refranes es indiscutible, pero además nuestros refranes se han creado con una chispa especial que los hace muy agradables y fluyen en la conversación de una manera natural. El llanero tiene un amplio repertorio de refranes, muchos de ellos tomados directamente de su entorno y vivencias, como los que ofrecemos a continuación:

 Cada quien arrima el coporo para su topia

Caimán que sale e´su charco, muere arponeao
Publicar un comentario en la entrada