Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

11 de noviembre de 2012

Letras en el Apure de principios del siglo XIX

Conversando con el abuelo, con frecuencia me sorprendo de la vastedad de sus conocimientos. Pero los que más llaman mi atención son los adquiridos en su época de liceista, por la amplitud del pénsum de entonces.

Les ofrezco el pénsum  establecido en  el  Decreto del Ejecutivo del Estado Apureño, para los quintos y sextos grados de educación primaria en el colegio Guzmán Blanco de San Fernando de Apure, a principios del siglo XIX, el cual fue reseñado por el Poeta Sánchez Olivo en sus Crónicas de Apure:

 "Gimnasia, Elementos de Fisiología e Higiene, Gramática Castellana, Etimologías y Literatura Greco-Latinas, Literatura Hispano Americana, Inglés, Francés. Elementos de Algebra y Trigonometría, Aritmética Razonada, Cálculo y Práctica Mercantil, Teneduría de Libros. Dactilografía, Ciencias Físico Naturales (Física, Química, Zoología, Mineralogía y Botánica), Tecnología Agrícola, Industria Pecuaria, Geografía e Historia Universal, Cosmografía y Cronología, Economía Nacional y Elementos de Estadística, Elementos de Lógica y Psicología, Ética Individual y Social, Elementos de Derecho Civil, Dibujo a Mano Suelta, Lineal y Topográfico."

Tomado de El Último Violín, Francisco Castillo Serrano
Publicar un comentario en la entrada