Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

19 de enero de 2016

El Primer Poeta Barinés

"Según parece, el primer barinés que escribió versos fue el capitán Miguel de Ochagavía, descubridor de la navegación del río Apure hasta el Orinoco, proeza realizada el año de 1647"
Así encabeza Don Virgilio Tosta, un relato publicado en su libro "La Ciudad Viajera".
Según documentación revisada por el escritor, Miguel de Ochagavía nació en "la Barinas primigenia", entre los años 1614 y 1617.
La expedición para navegar el río Apure hasta el Orinoco, fue sin duda un hecho muy relevante. El padre Carvajal, que acompañó el viaje se ocupó de escribir el diario del mismo. El viaje despertó un "cierto júbilo poético" y se empezaron a escribir versos relacionados con el "Colón de Apure" como fue llamado Ochogavía. El padre Carvajal escribió:

Si el grande Philippo viera
el valor  y valentía,
de el famoso Ochogavía
grandes mercedes le hiciera,
título al punto le diera
de muy grande cappitán,
y a los soldados que van
con él por sus compañeros
los armara caballeros
con ábitos de San Juan

En la obra del Padre Carvajal aparecen versos  de varias personas que escriben dandole personalidad a los referidos ríos. El río Apure le escribe al "arrogante y altivo Orinoco":
Mi gran padre Orinoco, yo é traydo
a vuestros fuertes brazos bizarra compañía
su cappitan illustre Miguel de Ochagavia
que mirar nuestras playas á querido....

El "arrogante Orinoco no se queda atrás:
Apure amigo, mis Ninphas se an holgado
Nereydas y Tritones a porfía,
la venida celebran de ntro Ochagavía
y en playas de christal sus cañas an jugado.

Igualmente el "venerable y gran Neptuno", dios de las aguas, dedica otro soneto al "bizarro, valiente y valeroso capitán Ochogavía:
Ya es tuyo Apure, tuyo mi Orinoco
tuyas mis Ninphas, tuyos mis Tritones
Mis Nereydas son tuyas, con mi pesquería
tuyo mi ymperio, quanto rijo y toco
tuyas son ya mis yndicas naciones
pues yo me é rendido al grande Ochogavía.

Y nuestro celebrado capitán, escribe al Gobernador Martínez de Espinosa, que hizo posible la hazaña, el quizás mas antiguo poema  escrito por un barinés en el asiento primigenio de Altamira de Cáceres:

Vine, vide, vencí y vuelvo muy glorioso
de aver visto a Orinoco, surcado sus christales
mirando en la Cantabria sus umbrales
y de Guayana el puerto, muy gocosso
Vencí dificultades victoriosso
en días veintidós, y aún no cabales;
reduce a glorias ya todos sus males
mi ejercito corto, si grande y valerosso,
de Apure las puertas abriendo y franqueando
el pasaje a Orinoco, Guárico y Cabruta
vecina a la cantabria deseada
encrespados alajes quebrantando
sin temer a escollo ni enrriscada gruta
con que é dado fin, señor a mi jornada,
y por tan admirada
le doy a Dios las gracias y la gloria,
si a vos el parabién de mi victoria.


La expedición sobre el río Orinoco se inició  el 5 de marzo de 1647 y el día 26 entraron las embarcaciones en el Orinoco. 5 días después arribaron al puerto de Cantabria, para seguir luego a Guayana. Se emplearon en total 22 días en el cumplimiento del propósito de la expedición
Publicar un comentario en la entrada