Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

6 de mayo de 2011

Refranes de Llano Adentro

Les traemos hoy un grupo de refranes, a cual más simpáticos, de los que no escuchamos usualmente los caraqueños por estas tierras. Tienen  la picardía, inventiva, humor, experiencia y sabiduría del llanero. Algunos,  literalmente en desuso por el cambio de los tiempos, siguen teniendo valor folclórico y siguen siendo aplicables en el hablar popular. Particularmente,  me hacen sonreir por su autenticidad,  y les aseguro que están vigentes, pues me consta que son usados en la actualidad.

Mas contento que yaruro con alpargatas:  Los yaruros o pumé, una de nuestras etnias indígenas aún existentes, andaban (probablemente en el llano adentro, andan) descalzos. Sin ir muy lejos, Cuenta el abuelo, que de niño, estaba permanente descalzo recorriendo los montes sin mayor problema, pues la planta del pié se fortalece y acostumbra a resistir el suelo; tenía sus alpargatas bien guardadas, pues eran un lujo para el campesino, y solo las usaban cuando iban para alguna fiesta, a la cual se trasladaban descalzos hasta  cruzar los pasos de río necesarios, y ya llegando, se calzaban. La imagen que colocamos, tomada de Por los Llanos de Apure, si se quiere, refleja un lujo para ese jinete, pues el llanero muchas veces, ni siquiera contaba con un estribo, el cual improvisaba con un cabo de soga con un nudo al extremo, el cual tomaba  entre los dedos pulgar e índice del pié. 
Los Yaruros, se fueron incorporando a la vida y costumbres ajenas a su etnia,  muchas veces, o mejor dicho, casi siempre, en condición de desventaja e inferioridad, situación que hoy no está completamente normalizada, dándose el caso incluso, que como consecuencia de esa lucha, quedan aislados de su sociedad natural y quedan  igualmente incorporados solo "a medias" en la sociedad llanera. Este tema lo trataremos posteriormente, con la documentación correspondiente.
Volviendo entonces al Yaruro y las alpargatas, a pesar de lo jocoso del refrán, considero que encierra un  mensaje social, pues no se trata de que el indígena se va a "proteger" los pies con unas alpargatas, se trata de que con ellas, en cierto modo, está entrando a una sociedad importante, a un mundo mas grande que el que lo vió nacer, y eso le produce inmensa alegría.

Mas largo que medio e´tripa en Apure: Obviamente es un refrán que literalmente no sería ya apicable, por no existir ya la moneda denominada "medio", equivalente a 0,25 del Bolívar antiguo, ya sin verdadero valor como moneda hace por lo menos 35 años. Sin embargo, esa moneda en la primera mitad del siglo XX,  cuando no se conocían los efectos de la inflación, permitía adquirir algunas cosas. De hecho el salario de un peón era de dos Bolívares y el de las mujeres de tres reales (1,5 Bolívares). Entonces en Apure, en esa abundancia de ganado, donde la carne no tenía practicamente valor, menos aún lo tendrían las visceras, por lo que por un medio, seguramente daban metros y metros de tripa. Entonces se deduce que cualquier cosa Mas larga que medio e´tripa en Apure, es una expresión para ponderar algo extremadamente largo.

Ni que yo fuera Yaguazo pa´andá con una sola: Los Yaguasos son patos pertenecientes a la especie Dendrocygna viduata (el Yaguaso cariblanco) o Dendrocygna bicolor (Yaguaso colorado). Practican la monogamia, un hecho que no pasa desapercibido para el llanero observador y baquiano. Ya Alberto Arvelo Torrealba lo señala en uno de sus versos “ de dos en dos su yaguazos, sus garzas de cien en cien” Cuando a un llanero le reclaman que lo han visto en otros “menesteres” con otras mujeres, replica el refrán antes señalado

Ni que yo fuera Carrao pa´ está comiendo Guarura:  

El trinar de los carraos 
se escucha de madrugada
pidiendole a Dios que llueva
para que la tierra ablande
y asi sacar la guarura
que bajo de ella se halla 
Es una estrofa de la canción Mi Llano en Entrada de Aguas interpretada por Francisco Montoya, que refleja el hábito del carrao de alimentarse con las Guaruras (Pomacea urceus), convirtiéndose en uno de sus principales predadores. Las Guaruras están adaptadas para vivir en ambientes donde exista una alternancia entre inundaciones y sequías como ocurre en el llano (ellos tiene un doble sistema de respiración, por branquias y por pulmones, es decir que pueden respirar tanto en el agua como en la tierra). Su ciclo reproductivo está condicionado para que sus huevos eclosionen cuando llega la época de inundación. Los carraos no desconocen estos ciclos y aprovechan para darse su festín.
Respecto al simpático refrán, aplica en las mismas condiciones que el anterior (yaguazos), al pretenderse de alguien, algo que no le corresponde por naturaleza.
Publicar un comentario en la entrada