Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

9 de mayo de 2011

Bailando Joropo Llanero

Eduardo Matos, nacido en Libertad de Barinas y habitante de este mundo de concreto que es la ciudad capital del país, ciudad en la que cualquier manifestación folclórica tiene un reducido grupo de interesados, ciudad en que la gente paga por recibir clases de flamenco o danza árabe, pero que no lo hace por recibir una clase de Joropo Llanero, ciudad en la que no se ven los verdores de la sabana, ni se escucha en real magnitud la polifonía del canto de las aves, ni puede verse el horizonte...
En esta ciudad, muchas veces insensible a conocer sus propias raíces,  y lejos de su inspiradora tierra natal, Eduardo, fundó en agosto de 1981 el Grupo Artístico Joropiandolo. Iniciativa propia y recursos propios,  con los que conformó un pequeño grupo de niños, encabezados por su propia hija Alessandra, para bailar joropo en Caracas y romper con esa apatía que aquí se respira hacia lo criollo.
Eduardo y su hija Alessandra
Haciéndose cargo del vestuario y los gastos mayores, con el apoyo de las madres de los niños, que aportan su voluntad  y habilidades para llevar adelante el proyecto, Eduardo poco a poco ha conformado un lucido espectáculo que hoy cuenta con varias parejas de niños y adolescentes hermosamente ataviados que lucen admirablemente sus talentos para el baile.
Como profesor que es, no solamente "pone a bailar los muchachos", como podría decirse por allí, sino que en cada presentación, con la ayuda de los niños y del público, habla sobre los estados e instrumentos llaneros, en una dinámica clase que incluye el nombre y demostración de los pasos y figuras del baile nacional de Venezuela.
Actualmente está desarrollando un proyecto mas ambicioso para difundir masivamente el Baile de Joropo, proyecto que estamos seguros será exitoso,  pues esta noble tarea no puede tener otro resultado.
Vivencias Llaneras del Abuelo, tiene el orgullo de contar con su colaboración para el Blog, prácticamente desde  el principio, y sigue muy de cerca sus avances y logros, pues Eduardo Matos, está demostrando que SÍ SE PUEDE!!
Puede conocer un poco mas de la tarea de Eduardo Matos y su Escuela de Baile de Joropo Llanero, de la Gran Caracas en su perfil facebook: Grupo Artístico Joropiándolo.o a través de su web www.serenatallanera.com. 

Queremos compartir un video de una presentación reciente de su grupo de baile:

Publicar un comentario en la entrada