Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

14 de noviembre de 2011

Los Hijos de Portuguesa. Dámaso Delgado

Buscando información sobre el creador de El Silbón, me encontré con el Blog Dámaso Delgado, el cual en pocas entradas habla de la vida y obra de este artista e incluye un video en dos partes de una vivencia de don Dámaso con el Silbón.

Tomaré fragmentos de los artículos publicados en el referido Blog, para construir la reseña de este artista:

Nace en Guanarito, pintoresco pueblo llanero del estado Portuguesa un 24 de Noviembre de 1940. De familia humilde, pierde a su progenitor cuando él y su hermano gemelo (los menores de la familia) tienen apenas 5 años de edad. Su madre, de oficios del hogar, se ve obligada al duro trabajo de lavar y planchar ropa de arrieros y carreteros, a criar pavos y gallinas y hacer ventas, para sacar adelante al cuadro de familia de seis hijos (4 hembras y 2 varones) que le quedaron al morir su esposo, quien en vida llevara el mismo nombre de nuestro personaje biografiado.

Puesto que Guanarito, además de pueblo llanero, es un semillero de músicos y cantadores, copleros, declamadores, poetas y escritores, y donde el baile del joropo pareciera haber hallado su cuna, Dámaso Delgado crece rodeado de las más bellas manifestaciones del floklore de la llanura, donde el cuatro, las maracas, el arpa y la bandola se entrelazan con las voces de los cantadores y el zapatear de las parejas de bailes en las repetidas noches de los joropos llaneros.

Por problemas de salud en su familia, se mudan de Guanarito, no pudo concluir sus estudios de bachillerato por las estrecheces económicas y enfermedad de la madre, pero estudió teatro en el Ateneo de Guanare y en el Ateneo Popular, mientras que escribía para periódicos y revistas de la localidad e incursionaba en programas radiales.
Estudia canto por correspondencia en la Academia Novo de México y en 1963 se traslada a Caracas para seguir sus estudios de actuación actoral y canto y consagrarse por entero a su carrera artística como compositor e intérprete de la música llanera

Después de unos años, regresa a Guanare con su conjunto Los Turpiales del Llano, con los que se presenta en el prestigioso programa Brindis a Venezuela y en otros de radio y televisión. “En 1966 escribe y en 1967 graba su famosa pieza clásica: La Leyenda del Silbón. Esta leyenda se convierte en un extraordinario disco de impacto, difundida por todas las emisoras de radio del país, proyectando su nombre nacionalmente, elevándolo a la categoría de los mejores autores e intérpretes de la farándula nacional. Pero cuando está en lo más promisorio de su carrera artística, y la puerta grande del mundo artístico se le abre, recibe el llamado del cielo para predicar el mensaje de Jesucristo y lo deja todo para dedicar el resto de su vida a la predicación del Evangelio. Ha sido objeto de muchísimas medallas y placas de condecoraciones. Fue declarado Patrimonio Cultural Viviente, por decreto del Gobierno de Portuguesa. Fue declarado Hijo Predilecto por la Cámara Municipal de su pueblo natal, y Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Guanare, por la Cámara Municipal de Guanare y condecorado con la Orden Juan Fernández de León, en su primera clase.


La Leyenda "El Silbón", escrita por este talentoso hijo de nuestros llanos, fue escenificada por el mismo autor - por vez primera - en el Ateneo de Guanare, alcanzando un rotundo éxito, lo que obligó a Delgado a trabajar más arduamente sobre la misma para presentárnosla en lo que hoy es: una grabación impecable.
Dámaso Delgado es, pues, una figura que entra por la puerta grande del mundo de las artes. Ahí lo vemos, convertido en un Alberto Arvelo Torrealba, entre el canto y el verso, entre la copla y la leyenda; surcando sus pasos por la senda de un Rómulo Gallegos y de un Juan Vicente Torrealba, hijos muy queridos por esta patria, quienes con el talento, la disciplina y el esfuerzo lograron convertirse en los más altos y fieles exponentes de la literatura y la música nacional”. Extraído del Albúm de "El Silbón"Escrito por: Leoncio Juárez Narváez

ROMANCE DEL CORRÍO
Autor y cantante: Dámaso Delgado

Florentino, Florentino
cantor de la tierra mía
donde quedó tu destino
Florentino, Florentino
cantor de la lejanía

Me dicen los que te vieron 
los que te vieron cantando
que contigo no pudieron 
que contigo no pudieron 
ni los cantores ni el diablo

En sabanas y potreros
esteros de la llanura
donde alumbraban luceros 
sobreun caballo ligero 
se oía tu canta madura

Espinito sabanero 
y el alcornocal del río
son motivos que pintaron
recuérdalo Florentino
tu mas fiero desafío

Caminante de la copla
romancero del corrío
dime donde esta la novia 
dime donde esta la novia
que causó tus amorios

Sobre un caballo mañoso 
cabalga ante la llanura
con tu cantares sabrosos
las muchacahs de tu pueblo
se llenaban de ternura

Arpa y joropos llaneros
anda llaneros
mensajeros de mi llano
donde quedó aquel coplero 
donde quedó aquel coplero
caminos venezolanos


Y para finalizar: ¿Quien no recuerda el CORRIDO DEL SILBÓN??:



ENTRADAS RELACIONADAS CON EL SILBÓN:

Publicar un comentario en la entrada