Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

26 de noviembre de 2011

Marisela como Música (2/3)

La Marisela era un golpe llanero. Con los años, pasó a interpretarse como un golpe mirandino que actualmente forma parte de “La Revuelta”, constituida por los golpes denominados yaguazo - guabina - marisela y llamada del mono. La marisela es la única "pieza" instrumental del joropo central, aprovechando el arpa todos sus registros con mucha velocidad.

Nos dice Ramón Páez en La Vida en Los Llanos de Venezuela:

“Tienen (los llaneros), gran variedad de otras danzas, como La Marisela, El Raspón, la Zapa, etc., casi todas del mismo carácter, diferenciándose principalmente en el contrapunteo de las estrofas cantadas con el acompañamiento de la música. La marisela, es, entre todas, la danza mas excitante, a causa de las palabras satíricas que el trovador de la velada dirige a cada pareja que pasa. La facilidad con que improvisa los versos, es muy divertida, y sería capaz de aturdir al mejor “improvisatori” napolitano. Algunos enderezan sus satíricos tiros contra la apariencia, etc , bailadores y nadie deja de entender la parte crítica”.



El Joropo Central es ejecutado por dos personas: el arpista y el cantador que toca a su vez las maracas, recibiendo el conjunto la denominación local de "arpa, maraca y buche". La música del joropo central diferencia dos formas genéricas: el pasaje (o revuelta) y el golpe.  El Pasaje se compone de tres partes musicales repetitivas sin estribillo, formadas de períodos de cuatro ú ocho compases. La letra es corrida, muchas veces basada en décimas octosílabas, a veces en combinación de coplas. El Arpa está afinada en sol-mayor.  Tiene una fórmula básica de bordoneo sin trancar la cuerda.  Se puede juntar con otras "piezas", formando la "revuelta" (pasaje - yaguazo - guabina - marisela - llamada del mono). En el yaguazo el cantador entra en pura improvización, respetando ciertas normas como la cantidad de sílabas y las partes del desarrollo musical. Después de una más o menos extensa entrada al yaguazo sigue una llamada  que lleva al desarrollo propio del yaguazo con su característico bordoneo de golpe trancado. La guabina es una canción con un desarrollo armónico fijo, así como melódico y textual individual.  La marisela es la única "pieza" instrumental del joropo central, aprovechando el arpa todos sus registros con mucha velocidad. La llamada del mono ó del coco concluye la revuelta con una sola copla cantada de carácter casi siempre humorístico.

ENTRADA RELACIONADA: MARISELA, JUEGO MARISELA
Publicar un comentario en la entrada