Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

7 de diciembre de 2010

El Coplero

En el Llano Venezolano, ser coplero es sinónimo de improvisador en el canto recio. Un contrapunteo, es realizado, por ejemplo, por copleros.
El coplero improvisa coplas y romances, tiene la agilidad para estructurar sus versos en cualquier situación y con cualquier tema, y lanzarlos al aire acompañado de los golpes mas recios y acelerados del joropo.
Quien canta pasajes y tonadas, también tiene capacidad para crear versos, sin embargo por el tipo de música que interpretan, no son denominados copleros, sino cantantes.
No obstante, un coplero puede interpretar pasajes o tonadas sin perder su condición de coplero, es decir, un coplero puede ser igualmente cantante, como por ejemplo Reynaldo Armas.
En conclusión, el cantante llanero puede ser cantante y coplero , o solo cantante.
En el historial del coplerío venezolano se han destacado los siguientes copleros: José Romero Bello, Ramón Castillo, Juan de los Santos Contreras (El Carrao de Palmarito), Francisco Montoya, Nelson Morales, Agustín Díaz, José Alí Nieves y Vidal Colmenares, entre otros.

Tomado de la Enciclopedia de la Música Popular en Venezuela. Y opiniones de nuestros colaboradores, Daniel Rojas Perfecto, Eduardo Matos y Luis Espinoza.
Publicar un comentario en la entrada