Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

16 de diciembre de 2010

El Cristo de la Sabana. Entrada 3/4

No podemos dejar de ofrecer a nuestros lectores este hermoso poema, de la pluma de  Don Julio César Sánchez Olivo, donde el autor, en la poesía de las metáforas utilizadas y con un profundo sentimiento nacionalista, plasma la inmensidad del llano y le pide al Cristo de la Sabana que interceda por el pueblo llanero. Es un poema realmente conmovedor y de una riqueza propia de la obra de Don Julio César Sánchez Olivo.

Llano, Poeta y Milagros

Por obra de un apureño
Realizador de milagros
Pues son muchos los que ha hecho
Y sigue haciendo en su hato,
Un Corazón de Jesús
En el corazón del llano
Entre horizontes levanta
Su blanco cuerpo de mármol
Junto con los angelitos
Hijos de Andrés Eloy Blanco,
El negro, el catire, el indio
Y el angelito mulato.








Sabanas de Corozo Pando
Por arriba cielo inmenso
Y sabana por debajo
Como diciéndole al cielo
-A donde vayas te alcanzo…
No había ocupado Jesús
Capilla de ese tamaño,
Sus pilas de agua bendita
Son ríos, lagunas y caños
Y en vez de aroma de incienso
Tiene el olor del mastranto
Casa propia para Él,
Pues la hizo Dios con sus manos.
 El Corazón de Jesús
En el corazón del llano!!!


Rio Apure
Milagro que hace un poeta
Para que haya mas milagros.
Poeta voluntarioso
Que ya tiene un poemario
Sobre la pampa compuesto
De poemas bien sembrados.
El día que se le ocurra
Hacer de nube un caballo
Y del Arauca una soga
Para echarle al sol un lazo,
Veremos al “catirote”
Cacho y muela en el espacio
(el lazo de un cacho entrépito
Y el otro vagabundeando)


Estero de Camaguán
Sólo el poeta realiza
Lo que no hace el hombre práctico
Porque sabe poner toda
El alma en la acción del brazo.
Milagros hace el poeta
Y se los hace a los santos,
Como éste que al buen Jesús
Le hace de llevarlo al Llano
Lejos de los que él echó
Del templo a punta de latigo
Y a los que acertadamente
Llamó sepulcros blanqueados.
Cuántos siglos estaría
Con este lugar soñando,
Hasta que llegó el poeta
                                                                                       Y de Italia se los trajo.

El llanero y su caballo
                                                
Ahora le toca a Jesús
Trabajar en los milagros
Que espera la tierra nuestra
Desde hace ya tantos años:
Tiene la garganta seca
De los muchos ¡HASTA CUANDO!
Y si a tu obra la interrumpe
Alguien con alma de Diablo,
Recuerda que es buen remedio
Cinco cuartas de chaparro,
Apartas tu condición
De tolerante, de manso
Y las aplicas con brios
Al del espíritu malo,
Que cada látigo se oiga
Como un trueno en San Fernando.
Al cumplir esa misión
Te trajo José Natalio:
Que seas protección del bueno
Y terror del que hace daño.

Julio César Sánchez Olivo/Dic 1954/Poemario. Por el Rumbo del Recuerdo



 Más sobre este tema:
Publicar un comentario en la entrada