Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

14 de diciembre de 2010

El Río Guanare

Imagen Eduardo Parra. Rio Guanare desde Arismendi
El Guanare es uno de los ríos emblemáticos del llano y sus pintorescos paisajes conformados por sabanas, palmares, madreviejas y desparramaderos, han servido de inspiración a poetas y copleros. Se tiene registro que en 1928, ya José Cupertino Ríos había compuesto Canoero del Guanare. 

Las nacientes de este río se encuentran en las montañas de Lara, en el Parque Nacional Dinira, asiento de muchas quebradas como La Ciénega, Chabasquensito, Saguas y Biscucuicito que dan vida al río Chabasquén. Este río baja de la montaña al pie de monte y de ahí a las tierras llanas donde toma el nombre de río Guanare. 
Guana-guanare (Phaetusa simplex)

Don Lisandro Alvarado en el Glosario de Voces Indígenas, explica que el nombre del río proviene de “Guana-guanare” , una especie de gaviota del Orinoco y que es un vocablo formado por el sustantivo “guanaguana” y el sufijo “ere” y que su significado es “lugar donde hay gaviotas”. 

Desde su salida de la serranía corre paralelo al Portuguesa en unos 400 Km hasta unirse a este último río en las cercanías de La Unión de Barinas. En su recorrido baña tierras portugueseñas y barinesas siendo navegable en su cuencas media y baja.

En las áreas del bajo llano, el río presenta un curso meándrico acentuado debido a la poca pendiente del terreno. Esta condición hace que el río se difumine en algunos trechos creando desparramaderos como el del Palmar de Morrones; meandros de renombre como La Vuelta de Cambullón y madreviejas como las de Guanare viejo. Cerca del poblado La Morita recibe las aguas del Boconó aumentando grandemente su caudal y forzándolo a romper uno de sus meandros cerca del Caserío Flores, un hecho que lo desvía hacia el este. A partir de aquí, el cauce abandonado forma el Guanare viejo que mantiene el rumbo sur. En la parte media sus márgenes están pobladas de Guamo de río (Inga vera) y hacia la parte baja por Mangle de río (Croton cuneatus), formando los mentados Guamales y Manglares. Sus aguas son ricas en peces y sus pesqueros fueron famosos. Abunda la Cachama (Colossoma macropomum), el Bagre rayado (Pseudoplatystoma fasciatum), la Palometa (Metynnis argenteus), el Caribe (Serraselmus rhombeus), el Coporo (Prochilodus mariae) y el Chorrosco (Pimelodus blochii). 

En su parte baja, en la confluencia con el Portuguesa, habitualmente se halla una población de Toninas (Inia geoffrensis) muy admirada por los turistas. Sus aguas alimentan el embalse Tucupido-Guanare construido en el área de pie de monte al norte de Boconoíto. A unos 60 Km hacia el sureste de Guanarito, en otro desparramadero del río, aparecen los Esteros de Chiriguare declarados como Refugio de Fauna Silvestre. Son 45.000 hectáreas que protegen una alta diversidad estimada en doscientas especies animales entre mamíferos, reptiles, aves, peces y anfibios.

En las márgenes del Guanare se ubican las poblaciones de Guanare y Guanarito en Portuguesa y Arismendi en Barinas. Como se señaló anteriormente esta corriente fluvial ha sido muy versificada y cantada y sobre la versión-matriz de Cupertino Ríos se han montado otras letras de canciones interpretadas por Ángel Custodio Loyola, Luis Lozada (El Cubiro), Reyna Lucero y Argenis Chávez.
Omar Carrero A.

CANOERO DEL GUANARE 
(Versión de Argenis Chávez )
Conjunto de Eudes Álvarez
Canoero del Guanare
Tus tiempos adonde fueron
Las noches de luna llena
También desaparecieron
Cuando ibas en tu canoa
Alborotando garceros
Qué pasó con Arismendi
Pueblo querido
Gloria de tiempos aquellos
Ya no se ven los guamales
En claras noches de enero
Como antes se le miraba
De lado a lado un pesquero
Tampoco las rancherías
Refugio de los bongueros
Ni las muchachas bonitas
De allá de Guanare viejo

Si de mi cantar le llega
A su memoria un reflejo
Si hay don en tu señorío
Contéstame canoero
Dónde está Nicolás Reyes
Con su arpa vieja de cedro
El hombre del pajarillo
Cuando venía amaneciendo
Si vuelves a Guanarito
Por caminos sabaneros
Perplejo te dejarán
Mortificantes recuerdos
Verás como están las playas
Casi vestidas de negro
Muy tristes porque las aguas
Del río Guanare se fueron.




Publicar un comentario en la entrada