Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

30 de octubre de 2011

Gallina en Barro


Nos cuenta Carmen Beatriz de Estrada en si Gastronomía Apureña,  que éste es un plato muy antiguo. Se preparaba a orillas de un río, utilizando el barro de la orilla del mismo. Se revogía leña y se prendía el fogón allí mismo. Sólo llevaba sal, ya que generalmente se preparaba cuando se iba de viaje por el río, y se atracaba para comer. En la receta, la Sra Estrada le incluye algunos aliños para mejorarla y prepararla en casa.

Se utiliza una gallina, barro para cubrirla, aliños ( cebolla, cebollín, ajo,  1/2 cdita de comino, aceitunas y alcaparras (opcionales), sal, manteca o aceite para sofreir los aliños.

La gallina se abre por la parte de abajo, dejándola lo mas entera posible y por allí se sacan las visceras y despedicios. Se prepara un guiso con los aliños y se rellena la gallina. Se deja con plumas. Se cubre muy bien con el barro y se cocina colocándola directa en lallama de la leña. Se va volteando para que se cocine por todos lados. Al estar lista, el barro se abre y en él quedan pegadas las plumas.

Buscando imágenes en internet de este plato (no encontramos ninguna, y la utilizada corresponde  a un  pollo horneado común), comprobamos que este plato es conocido en otros paises, especialmente vimos referencias en Argentina, donde tiene una variante interesante y es que la gallina se rellena con manzanas cortadas. También  indican estas recetas, que el plato se prepara de un día para otro ( puede cocinarse en un horno convencional) y que la corteza de barro endurecida, se rompe golpeándola.
Publicar un comentario en la entrada