Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

27 de marzo de 2012

Otros Refranes con burros


A continuación  tres refranes "dedicados" a los burros:

Deje que la burra coja el nado,  que el pollino se ajila. Siempre ha llamado mi atención el término "ajilar" pues tiene varias acepciones: la primera y creo mas usada es la de enfilarse: ajila ajila novillo por la huella ´el cabresterooo, dicen los cantos de arreo. Pero también es aplicada a la pesca: "los coporos estan ajilando" quiere decir que estan "picando", mordiendo el anzuelo.
En el caso del refrán que colocamos, se aplica  la primera acepción, y obedece a una ley natural: el hijo sigue a la madre. Por lo tanto en el lenguaje del llanero, significa que una cosa lleva a la otra.

Burro no toca flauta ni que la flauta le suene. El burro siempre ha sido considerado simplemente como animal de carga "no pensante" y este refrán lo plasma con mucha claridad. Por supuesto, su aplicación en el lenguaje llanero, es equivalente a "no pedirle peras al olmo".

Quien ha visto burro bueno en un barrial atascao, decía "El Cubiro" en una famosa canción. Me gusta ese refrán, que sin duda tiene que ver con la fortaleza y pericia de este animal para hacer su trabajo en terrenos desfavorables. La aplicación? burlesca, descalificable.
Publicar un comentario en la entrada