Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

21 de marzo de 2012

Esta Magdalena Sánchez- Manuel Graterol Santander

ESTA MAGDALENA SÁNCHEZ
Imagen tomada del Blog de Delfin Martell Gonzale

                                          VICTOR MORILLO - A MAGDALENA SANCHEZ


Esta Magdalena Sánchez
Que le canta a la sabana
Al mogote con sus nidos
De turpial y paraulata,
A la mano atravesando
Las treinta cuerdas del arpa,
Al caballo que camina
Por los senderos del alma,
Al mar que estira su brazo
Sobre el pecho de la playa,
Al lago azul con su puente
Que le atraviesa las aguas
A la tierra guayanesa,
Al jagüey y la montaña,
A todo lo que es orgullo,
Dicha, amor y esperanza,
Que se le metió de pronto
Entre su pecho y espalda
Para hacer retoñar flores
De tierra venezolana

Esta Magdalena Sánchez
Hace mucho tiempo canta,
Desde aquel tiempo en que nadie
Lo de esta tierra cantaba
Se quedaban las canciones
Vibrando entre las guitarras
Y nadie las recogía
Y nadie las divulgaba
Pero Magdalena Sánchez
Llegaba con su garganta
Y echaba a volar alegre
El ave de las palabras,
palmera que no se muere
alondra que no se cansa,
clarín de su voz sonora
que la emoción despertaba
pintando en lienzo de cuerdas
el tricolor de su Patria.


ENTRADAS RELACIONADAS: MAGDALENA SANCHEZ

Esta Magdalena Sánchez
Con esa piel tan tostada
Como si hubiera pasado
A pie por la tierra llana
Cantando el Seis por Derecho,
El Carnaval, la Guayaba,
Con el Indio Figueredo
O Juan Vicente Torrealba.
Orgullo del que aprendió
A cantar en alpargatas
Así con su nombre propio
Sin palabras disfrazadas
Que ser morena y ser Sánchez,
Es modo de ser honrada,
Es llegar hasta el conuco
Y en la misma palangana
Comer con aquel que sufre
Por su tierra, por su raza,
Por sus muchachos hambrientos
Y por su mujer descalza

Esta Magdalena Sánchez,
Madrina de la alborada,
Cantante, mujer de pueblo,
Costurera, madre, hermana,
Según me dijo la brisa
Desde el balcón de una palma
Hace muchísimo tiempo
Que conoció a María Laya
Rosalinda y Marisela
En una casa de paja
Y bailó con Florentino
A orillas del río Arauca.
Para cantarle a esta negra,
Que la edad no le hace nada,
Coloco en potros de nubes
El chis chas de las maracas
Y le regalo tres cintas,
Como Leo lo soñaba:
Una azul, una amarilla
Y la otra colorada.
Publicar un comentario en la entrada